Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ministro de Justicia recalca que el Gobierno eliminará los tribunales especiales

El ministro de Justicia de Turquía, Bekir Bozdag, ha afirmado este miércoles que el Gobierno planea eliminar los tribunales especiales (OYM), que se encargan únicamente de delitos de terrorismo, y ha descrito que la decisión será "un paso histórico" de cara a una mayor democratización del país.
Las palabras del ministro han tenido lugar apenas dos días después de que el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, asegurara que el Gobierno turco está decidido a eliminar los OYM.
"Hemos decidido abolir los tribunales con autorización especial. Asimismo, abolir la ley antiterrorista y transferir algunos de sus artículos al Código Penal está entre nuestros objetivos", agregó.
Estos tribunales suspendieron sus operaciones en 2012 tras una decisión del Parlamento, si bien un artículo provisional aprobado ese año permitió a los mismos finalizar los casos abiertos sobre presuntos complots contra el Gobierno, como los conocidos como 'Ergenekon', 'Balyoz', 'Odatv' y 'Poyrazkoy'.
En este sentido, Bozdag ha destacado que, si bien los OYM serán abolidos, los casos ya cerrados no se verán afectados por la decisión, según ha informado el diario turco 'Hurriyet'.
En respuesta, el líder del principal partido opositor, el Partido Republicano del Pueblo (CHP), Kemal Kiliçdaroglu, ha aplaudido la decisión del Gobierno, tal y como ha recogido el diario turco 'Milliyet'. El Partido Paz y Democracia (BDP) se ha unido a las felicitaciones, mientras que el Partido de Acción Nacionalista (MHP) se ha pronunciado en contra.
El paquete de medidas por el que los OYM serán eliminados contempla además la imposición de nuevas medidas para proteger la vida privada. "En el próximo periodo, daremos pasos importantes sobre los problemas de las violaciones de las vidas privadas y sus reputaciones", ha remachado Bozdag.