Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El procurador de Justicia de Nuevo León dice que cuatro muertos en Topo Chico no eran internos de la prisión

El procurador de Justicia del estado mexicano de Nuevo León, Roberto Flores, ha dicho este viernes que cuatro de los 49 muertos en el motín registrado en el penal de Topo Chico, en el noreste del país, no han podido ser identificadas debido a que no pertenecen a la población de la cárcel.
"Cuatro de los fallecidos ayer en el motín no cuentan con registro del penal. Es una situación bastante irregular, hay una carpeta de investigación de la Procuraduría sobre ese hecho, porque no contamos con registro de esas personas", ha indicado Flores.
Hasta el momento las autoridades han identificado a 40 de los fallecidos en el motín, que se inició en la noche del miércoles con un enfrentamiento entre dos presos, identificados como Iván N, alias 'El Credo', y Pedro N, alias 'El Z-27', que pertenecerían al Cártel del Golfo y a los Zetas, respectivamente, y se disputarían el control de la prisión.
Flores ha explicado que otros cinco cuerpos tampoco cuentan con identificación "puesto que no se tiene ADN con el que se pueda comparar". Asimismo, indica que dichos cadáveres "están muy calcinados", tal y como informa el diario mexicano 'Excélsior'. Los cuerpos de las 40 personas identificadas ya han sido entregados a sus familias.
Según testigos consultados por los diarios locales, en el interior del centro penitenciario se registraron "detonaciones" e "incendios", así como una "fuerte movilización" policial para poner fin a los altercados.