Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Justicia europea mantiene la congelación de activos del sobrino del expresidente Ben Alí

((Esta noticia corrige la anterior sobre el mismo tema por error en el parentesco de Mehdi Ben Alí)) Rechaza la indenmización que pide de 50.000 euros
((Esta noticia corrige la anterior sobre el mismo tema por error en el parentesco de Mehdi Ben Alí))
Rechaza la indenmización que pide de 50.000 euros
El Tribunal General de la Unión Europea ha decidido mantener los activos financieros de Mehdi Ben Alí, uno de los sobrinos del expresidente tunecino Zine el Abidine Ben Alí, congelados al menos hasta que expire el plazo de dos meses para interponer un recurso de casación o éste se desestime.
El Tribunal General, que ya rechazó un recurso previo del tunecino por presentarse fuera de plazo, ha justificado mantener sus activos congelados porque no cabe excluir que mantenerle en la lista de sancionados esté justificado por motivos distintos a los fijados en el marco de futuras decisiones ante el riesgo de que transfiera la totalidad o parte de los mismos fuera de Europa.
Los Gobiernos europeos congelaron los activos del sobrino de exmandatario tunecino Zine El Abidine Ben Ali en febrero de 2011 por ser objeto de una investigación judicial de las autoridades tunecinas por adquisición de bienes muebles e inmuebles, apertura de cuentas bancarias y posesión de activos financieros en diversos países en el marco de operaciones de blanqueo de dinero después de que en enero de 2011 acordaran congelar los fondos de responsables de malversación de fondos públicos tunecinos y de las entidades asociadas a ellos.
Sus activos fueron inmovilizados hasta el 31 de enero de 2012, decisión que fue prorrogada con posterioridad un año más, decisión que contestó el nieto de Ben Alí ante el Tribunal General de la UE.
Mehdi Ben Alí alegó ante la justicia europea que los activos habían sido congelados en el caso de personas declarados "responsables" mientras que a él se le impuso por ser objeto de una investigación judicial meramente.
El Tribunal General de la UE ha dado la razón en parte al sobrino del exmandatario tunecino al estimar que los Gobiernos europeos no han podido constatar ni siquiera que un individuo puede ser calificado de responsable de malversación de caudales públicos en virtud del derecho penal tunecino sólo porque sea objeto de una investigación judicial por hechos constitutivos de blanqueo de dinero y que prorrogaron sus sanciones en base a criterios diferentes a los definidos por ellos. Por tanto, considera que no hay base jurídica para justificar la prórroga de las sanciones, aunque de momento mantiene la congelación hasta que se resuelva un eventual recurso de casación dado que su sentencia de este miércoles no es firme.
El Tribunal europeo con sede en Luxemburgo deniega en todo caso el derecho de indemnización de 50.000 euros por perjuicios solicitada por el tunecino en su recurso de anulación contra la prórroga de las sanciones por falta de pruebas después de que Mehdi Ben Alí alegada que la congelación de sus activos le ha impedido pagar facturas de agua, electricidad y gas e incluso los gastos de escolarización de su hija.