Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Justicia belga ratifica la condena de 12 años al líder de Sharia4Belgium por pertenencia a grupo terrorista

El Tribunal de Apelación de Amberes, en el norte del país, ha ratificado la condena en primera instancia dictada el año pasado a 12 años de cárcel y una multa de 30.000 euros a Fuad Belkacem, el líder y fundador de la organización terrorista Sharia4Belgium, que ha sido reconocida como tal.
El tribunal ha ratificado asimismo la misma pena para otros dos dirigentes del grupo identificados como Husein E. y Said M. y ha mantenido la condena a 4 años de prisión y una multa de 15.000 euros para un tercer integrante por participar en las actividades del grupo terrorista, identificado como Mohamed Y.
Ninguno de los condenados por terrorismo ha estado presente en la sala durante la lectura de las condenas.
Belkacem rechazó a finales del año pasado que reclutara a jóvenes para ir a combatir a Siria y defendido que creó la organización para dar voz a los musulmanes, inspirándose en la organización británica Islam4UK. "Nunca pensé en convertirme en una oficina de envío de combatientes a Siria", aseguró, en declaraciones recogidas por el diario 'La Libre Belgique'.
Por otra parte, un tribunal de Charleroi, al sur de Bruselas, ha decidido mantener en prisión un mes más a un iraquí de unos 40 años presuntamente vinculado al Estado Islámico e investigado desde mayo cuando llegó al país por las autoridades belgas, informa el diario 'La Dernière Heure'.
El sospechoso fue detenido el pasado el viernes pasado en esta localidad belga, aunque solo se ha conocido ahora su caso. Las autoridades interceptaron sus comunicaciones y constataron que mantenía contactos con otras personas vigiladas por los servicios de inteligencia belgas. En su cámara, se hallaron fotografías de él vestido como un yihadista con la bandena negra del Estado Islámico.