Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Karadzic alega que se exageran las víctimas de Srebrenica y pedirá pruebas de ADN

Fotografía de archivo con fecha del 29 de agosto de 2008 que muestra al ex líder serbio Radovan Karadzic en la Corte de las Naciones Unidas en La Haya, Holanda. EFE/Archivotelecinco.es
El ex líder serbobosnio Radovan Karadzic tildó hoy de "exageración" el número de víctimas atribuido a la matanza de Srebrenica y anunció ante el Tribunal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) que pedirá pruebas de ADN de parte de los 8.000 cadáveres encontrados para demostrarlo.
Durante una vista preparatoria para su juicio, Karadzic se mostró convencido de que el recuento de las víctimas de esa masacre ocurrida en 1995 es "erróneo".
Con esta postura dejó entrever la que posiblemente será una de las líneas básicas de su defensa: poner en duda que en Srebrenica fallecieran cerca de 8.000 musulmanes varones en una ofensiva serbobosnia.
Karadzic quiere que la fiscalía le facilite muestras de ADN usadas por sus expertos para que su equipo defensor pueda hacer su propio recuento de víctimas.
Durante la vista declaró: "Estamos convencidos de que hay una exageración" en ese recuento, y añadió: "Queremos demostrar la verdad".
La teoría de Karadzic, según explicó hoy en la sala del tribunal, es que muchas de las víctimas que se han contabilizado como muertos de Srebrenica pudieron haber muerto "en combate o en el bosque", según sus propias palabras.
En julio de 1995 unos 8.000 musulmanes varones fueron asesinados a manos de una ofensiva serbobosnia en la ciudad de Srebrenica, en lo que se considera como una de las matanzas más atroces después de la II Guerra Mundial.
Tribunales como el mismo TPIY o la Corte Internacional de Justicia (CIJ) han establecido en sentencias anteriores que en Srebrenica se produjo un genocidio.
En contra de esa postura, Karadazic mantuvo hoy: "No tenemos nada claro, todo tiene que ser establecido (...) y eso es importante para Serbia, para la comunidad musulmana y para Europa".
El presunto criminal de guerra sugirió que "existe la posibilidad de que un ADN se haya atribuido a tres personas diferentes" por lo que mantuvo que para demostrar lo contrario quieren "seguir los mismos pasos que los expertos de la fiscalía" para llegar a sus conclusiones.
Para empezar, el ex líder serbobosnio quiere pedir 300 muestras de ADN de víctimas de Srebrenica.
No descartó pedir "la totalidad del material si fuera necesario para esclarecer la verdad".
Ante esta actitud de Karadzic, los fiscales se sorprendieron de que su principal acusado afirme "que los cadáveres (de varones musulmanes) encontrados en fosas comunes no son víctimas de Srebrenica".
Los jueces mantuvieron que Karadzic y su equipo de defensa tienen derecho a cuestionar cualquier afirmación de la fiscalía, "para que haya un juicio justo".
Por eso instaron a las partes a que celebren una primera reunión para investigar las posibilidades del acusado de hacerse con ese material y poder así elaborar su defensa adecuadamente.
Por otra parte, los magistrados también pidieron a la fiscalía que revise la acusación contra el ex líder serbobosnio que propongan cómo poder acelerar su proceso.
Como ejemplo solicitaron que se estudie reducir el número de testigos y llamar solamente a aquellos que sean estrictamente necesarios.
Preguntado por los jueces su opinión respecto simplificar la acusación, Karadzic ironizó y dijo que "lo mejor sería que se retirara" en su totalidad.
Casi un año después de la detención de Karadzic, el TPIY todavía no ha podido fijar la fecha de inicio para su juicio, cuya fase preparatoria se demora más de lo previsto.
Karadzic se enfrenta a once cargos de crímenes de guerra, y lesa humanidad -entre ellos dos de genocidio- presuntamente cometidos en el contexto de la guerra de Bosnia (1992-95).