Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Karzai pide destruir los refugios "de los terroristas" en Pakistán tras la filtración de documentos

El presidente afgano, Hamid Karzai, conversa con los periodistas durante una rueda de prensa en Kabul (Afganistán), transmitida por la televisión estatal. Karzai demandó hoy a sus socios extranjeros que "reconsideren sus políticas" en la región y destruyan los "santuarios de los terroristas" en Pakistán, a la luz de la reciente filtración de documentos clasificados estadounidenses. EFEtelecinco.es
El presidente afgano, Hamid Karzai, demandó hoy a sus socios extranjeros que "reconsideren sus políticas" en la región y destruyan los "santuarios de los terroristas" en Pakistán, a la luz de la reciente filtración de documentos clasificados estadounidenses.
En una rueda de prensa en Kabul transmitida por la televisión estatal, el presidente consideró que si los más de 90.000 informes publicados por la organización "Wikileaks" propician un "cambio" en la forma en la que se está librando la guerra, serán de una "gran importancia" para Afganistán.
"Estos documentos prueban que Afganistán estaba en lo cierto sobre cuál es la causa de la guerra en este país", declaró, en alusión al supuesto apoyo de los servicios secretos paquistaníes (ISI) a los talibanes afganos y otros grupos insurgentes, reflejado en algunos de los informes.
"Nosotros (los afganos) no tenemos el poder para ir y destruir los santuarios de los terroristas, pero nuestros socios internacionales sí lo tienen. Después de (la filtración de) estos documentos, espero que reconsideren sus políticas", dijo, sin aludir explícitamente a Pakistán.
Karzai, quien tachó de "extremadamente irresponsable" la aparición de nombres de informantes afganos en los papeles, se jactó de que su Gobierno ya conocía los datos que se desprenden de los documentos y había alertado de ello a sus socios.
"Por qué el mundo lo ignoró, no lo sabemos", dijo el presidente.
En los últimos días, responsables gubernamentales ya habían mostrado su satisfacción por la publicación de algunos informes que revelan contactos del ISI con los talibanes o con la red integrista Haqqani, ya que la postura oficial afgana es que su país es víctima de las redes integristas asentadas al otro lado de la frontera.
La Administración de Barack Obama en EEUU ha intensificado los ataques de misiles desde aviones no pilotados sobre supuestos objetivos insurgentes en el cinturón tribal paquistaní fronterizo con Afganistán, una zona en la que el Ejército de Pakistán tiene en marcha varias operaciones antitalibanes.