Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kate McCann: "Encuentro consuelo en el hotel donde Madeleine fue secuestrada"

Kate y su marido Gerry, ambos de 41 años, han visitado la Iglesia donde ellos rezaron por recuperar a su hija sana y salva tras su secuestro. Después, los dos dieron un paseo por la playa.
En la web sobre Madeleine, Kate ha explicado que ha tardado en volver a Praia da Luz dos años por "razones personales y emocionales". "Esta mañana a primera hora fuimos a la encantadora Iglesia de Nuestra Señora de la Luz; aunque el dolor aquí se recrudece, a la vez es reconfortante porque nos sentimos más cerca de Madeleine", ha explicado.

Después, la pareja ha paseado por la playa, relata la madre de Maddie en la web, donde ella se siente "cercana a la pequeña" y encuentra un "poco de consuelo". Lo que no ha explicado el matrimonio es si han sido capaces de visitar en apartamento donde desapareció la pequeña.
Isabel Duarte, la abogada de los McCann que lleva el caso de difamación contra Gonzalo Amaral, el jefe de policía de Portugal destituido y que ha escrito un libro sobre la pareja, ha explicado que Kate ha llorado mucho pensando en la vuelta porque es el último sitio en el que vio a su hija, sin embargo, aquí se siente "algo más aliviada".
"Ella siente que se dejó aquí parte de si misma y necesita volver por razones sentimentales y psicológicas". La abogada ha explicado que Kate "se vuelca ahora en sus hijos, los gemelos Sean y Amelie". A los hermanos de Maddie les hubiera gustado venir también, pero aún no es el momento, ha relatado Duarte.
La pareja ha llegado a Praia da Luz desde Lisboa, donde asistieron a una audiencia judicial relacionada con su acción contra Amaral, a quien acusan de estropear la investigación. El caso ha sido aplazado para el próximo mes.
Los McCan, tras pasar cuatro meses en Praia da Luz, desde el secuestro de Maddie, finalmente fueron absueltos del secuestro de su propia hija cuando la policía decidió archivar el caso.
 
EBP