Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kenny negociará con otros partidos para intentar formar gobierno en Irlanda

El primer ministro irlandés en funciones, Enda Kenny, ha aclarado que el Fine Gael iniciará negociaciones con otros partidos políticos para intentar formar un Ejecutivo, ya que, a pesar de haber sido la fuerza más votada, no podrá gobernar en solitario.
"Nos comprometemos plenamente con otros partidos, grupos y candidatos independientes para garantizar que se forma un gobierno", ha dicho Kenny al término de la reunión que ha mantenido este martes con el Gabinete saliente, según informa el 'Irish Times'.
Kenny ha adelantado que el Fine Gael "formulará los principios que le guiarán en la participación en un futuro gobierno", que "tendrán en cuenta los temas destacados durante la campaña electoral que preocupan al pueblo irlandés".
"Pretendemos discutir estos y otros temas con los demás partidos y grupos en un nuevo Dáil (Parlamento) que refleja el cambio de las circunstancias tras las elecciones", ha apuntado el líder de los conservadores irlandeses.
El ministro del Fine Gael Simon Coveney ha revelado que las conversaciones podrían incluir al Fianna Fail, algo que ha respaldado Barry Cowen, veterano diputado de este último partido, a pesar de que ambas formaciones habían descartado una alianza.
El Fianna Fail ya ha dicho que intentará colocar a su líder, Micheal Martin, en el puesto de primer ministro en la votación del 10 de marzo, rivalizando así con Kenny, aunque ninguno de los dos cuenta por ahora con los apoyos necesarios.
"Es muy posible que nadie sea elegido primer ministro y, por tanto, nadie pueda formar gobierno", ha dicho Willie O'Dea, del Fianna Fail, planteando un escenario que llevaría a la celebración de nuevas elecciones.
Kenny pretendía reeditar la coalición de gobierno con los laboristas, pero los malos resultados electorales del Fine Gael y de sus socios minoritarios hacen que sea imposible. El Fianna Fail, como segunda fuerza política, aguarda su turno para intentar llegar al poder.