Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kerry dice que un acuerdo de paz en Colombia "no devolverá las vidas perdidas" pero permitirá un futuro mejor

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, ha afirmado este domingo que un acuerdo de paz entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) "no devolverá las muchas vidas perdidas", agregando que sin embargo supone "una oportunidad histórica para lograr un futuro libre de conflicto y violencia".
En un editorial publicado en el diario estadounidense 'Miami Herald', Kerry ha subrayado que "el proceso de paz en Colombia está en un momento clave", manifestando que durante la visita del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, a Estados Unidos esta semana, tanto él como el mandatario norteamericano, Barack Obama, le felicitarán "por llevar al país más cerca que nunca al fin de la guerra".
"Discutiremos los asuntos difíciles que quedan por resolver en la mesa de negociaciones, y compartiremos planes para apoyar a Colombia mientras avanza hacia una nueva era", ha apuntado.
En este sentido, ha destacado la importancia del Plan Colombia, lanzado en el año 2000, explicando que "ayudó a transformar un país al borde del colapso en una fuerte democracia institucional con unos niveles de violencia en mínimos históricos".
"La clave para el éxito del Plan Colombia fue su visión exhaustiva de cómo se establece y mantiene la seguridad", ha dicho, añadiendo que "la ley y el orden son sólo parte de la ecuación" y apuntando que el apoyo estadounidense se ha reflejado en "la gobernanza, la reforma del aparato judicial y el apoyo a las víctimas del conflicto", entre otros aspectos.
En su editorial, Kerry ha recordado además el ataque perpetrado en 2002 por las FARC contra una iglesia de Bojayá en la que se refugiaban civiles y que se saldó con la muerte de 79 personas.
"Una tragedia de esas proporciones fue difícil de entender incluso en una nación herida por las brutalidades del conflicto. Sin embargo, un suceso hace dos meses fue, a su manera, igual de extraordinario: las FARC se disculparon ante la gente de Bojayá", ha recordado.
"Las FARC han estado combatiendo contra el Gobierno desde hace más de 50 años, lo que significa que la mayoría de los colombianos nunca han conocido realmente un día de paz a nivel nacional", ha dicho.
Kerry ha resaltado que "la mayoría de las víctimas del conflicto, igual que las de Bojayá, eran civiles, a menudo atrapados entre las partes en conflicto, que les reclamaban su lealtad o sus tierras".
Por ello, ha puntualizado que "Estados Unidos debe ahora ayudar a Colombia a aprovechar la enorme promesa que implica la paz". "La administración Obama presentará dentro de poco al Congreso una estrategia destinada a potenciar los avances a nivel de seguridad, acabando con el comercio de drogas ilegales y facilitando los medios para recuperar las zonas evacuadas por las FARC", ha remachado.