Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kerry elogia a Cuba por el envío de médicos y enfermeros cubanos a África para hacer frente al ébola

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, ha elogiado este viernes el envío por parte de Cuba de más de un centenar de médicos y enfermeros a África para ayudar a combatir el ébola, en un discurso en el que ha repasado el esfuerzo de numerosos países.
"Estamos viendo naciones grandes y pequeñas dando un paso adelante de forma sorprendente para hacer una contribución en primera línea", ha afirmado Kerry, haciendo referencia a la ayuda que han ofrecido varios países a los países más afectados.
"Cuba, un país con sólo 11 millones de personas, ha enviado más de 165 profesionales de la salud y planea enviar casi 300 más", ha elogiado el secretario de Estado, que también ha recordado la aportación realizada por otros países como Reino Unido, Francia o Timor Oriental.
Kerry ha realizado un discurso frente a numerosos diplomáticos extranjeros en los que ha abordado la amenaza del virus del ébola, después de que en Estados Unidos hayan aumentado las alarmas tras el positivo de dos enfermeras que atendieron al fallecido liberiano Thomas Eric Duncan en Dallas.
El responsable de la diplomacia estadounidense ha subrayado que es necesaria la unión de la comunidad internacional para hacer frente al virus. "Ningún país, ningún grupo individual de naciones va a resolver este problema por sí mismo", ha asegurado.
"Es la única forma de hacerlo", ha indicado. "Venir aquí esta mañana puede ser un importante comienzo en crear realmente el tipo de respuesta global necesaria", ha afirmado Kerry, según ha informado el Departamento de Estado en un comunicado.
Kerry ha lamentado las escenas de sufrimiento que se están produciendo en África por el ébola, que ha causado 4.500 muertos de los más de 9.000 casos confirmados, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Respecto a los casos estadounidenses, el secretario de Estado ha reconocido que los protocolos "quizás no fueron seguidos en alguna instancia", aunque ha recordado que "hay mucha gente trabajando" en contacto con el virus y no se ha infectado. "Hay formas de contenerlo", ha asegurado.
Sin embargo, Kerry ha subrayado que son necesarios más esfuerzos para poder combatir el brote. "Tenemos que hacer más y tenemos que hacerlo rápido", ha afirmado. "Si no hacemos frente a este brote actual, el ébola tiene potencial para convertirse en un azote como el VIH o la polio", ha advertido.