Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kerry afirma que Obama aún no ha decidido si esperará a conocer el informe de los inspectores de la ONU

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, ha afirmado este sábado que el presidente norteamericano, Barack Obama, aún no ha decidido si esperará a conocer el informe sobre el uso armas químicas en Siria efectuado por inspectores de Naciones Unidas antes de decidir si atacar el país y que Obama mantiene abiertas todas las opciones.
"El presidente de Estados Unidos no ha tomado una decisión. Volveré a Washington y obviamente este será un punto de debate, pero tomaremos esa decisión con asesoramiento", ha señalado Kerry al ser interrogado por los periodistas sobre la postura de Obama con respecto al informe de los inspectores.
Kerry, de visita en París, comparó al presidente sirio, Bashar al Assad, con el expresidente iraquí Sadam Husein o con el líder nazi, Adolf Hitler, los tres únicos dirigentes que han utilizado armas químicas desde que se firmó la Convención de Ginebra contra estas armas, en 1925.
"Este es nuestro momento Múnich. Es nuestra oportunidad de unirnos y buscar rendición de cuentas y no apaciguamiento", ha señalado Kerry, en referencia al Acuerdo de Múnich entre la Alemania nazi y las demás potencias europeas que permitió el expansionismo alemán anterior a la guerra. "No es momento de ser espectadores silenciosos ante una matanza (...); no es el momento de permitir a un dictador utilizar sin trabas algunas de las armas más execrables de la Tierra", ha añadido.
Kerry ha insistido en que la intervención en Siria es vital para la seguridad de Estados Unidos, aunque ha defendido que la acción militar debe ser "concreta y limitada, aunque clara y eficaz" y ha reiterado que no habrá "tropas sobre el terreno". "No estamos hablando de ir a la guerra; esto no es Irak ni Afganistán. Ni si quiera Libia o Kosovo", ha apostillado.