Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kerry advierte de que la comunidad internacional no reconocerá referéndums independentistas en Ucrania

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, ha reiterado este martes al ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, que ni Washington ni la comunidad internacional reconocerán referéndums independentistas en el este de Ucrania.
"He enfatizado que las únicas elecciones legítimas en Ucrania serán las que se celebrarán el 26 de octubre en la Rada Suprema (Parlamento) y el 7 de diciembre para designar a los líderes locales en la zona especial de Donbás", ha dicho a la prensa desde París.
Kerry ha insistido en que para Estados Unidos "cualquier intento de celebrar un referéndum independentista en las regiones de Donetsk y Lugansk al mismo tiempo sería una violación de los acuerdos de Minsk", según ha informado la agencia de noticias RIA Novosti.
Por su parte, Lavrov ha instado a Occidente a "presionar a aquellos que se encuentran bajo su influencia para que se adhieran sinceramente a los acuerdos de Minsk". "La tarea de Kerry y de sus colegas de otros países no es inventar algo nuevo, sino intentar que se cumplan los acuerdos de Minsk", ha subrayado.
Así, el jefe de la diplomacia rusa ha advertido en contra de intentar nuevas soluciones a la crisis en Ucrania. "Es importante que no se diluya el proceso existente, no distraerse con formatos artificiales, sino implementar completamente los acuerdos entre Kiev, Donetsk y Lugansk", ha dicho.
A este respecto, ha subrayado la necesidad de que Kiev inicie cuanto antes un diálogo político con las regiones del este, tal y como prometió el pasado mes de abril, reiterando que "la crisis solo se solucionará con negociaciones directas entre las partes en conflicto".
El pasado 5 de septiembre Kiev y las regiones separatistas alcanzaron un acuerdo de alto el fuego que incluye también la retirada del armamento pesado, la creación de corredores humanitarios y el canje de presos, entre otras cosas.