Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kerry dice que la condena a los líderes de los Jemeres Rojos es "un hito" para el pueblo camboyano

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, ha afirmado este jueves que la condena a cadena perpetua a dos de los líderes más destacados de los Jemeres Rojos, el 'hermano número dos' Nuon Chea y el expresidente de la Kampuchea Democrática Khieu Samphan, es "un hito para el pueblo camboyano, que sufrió uno de los peores horrores del siglo XX".
El juez Nil Nonn ha determinado que ambos son culpables de "exterminio, persecución política y otros actos inhumanos, entre los que se encuentran los traslados forzosos, las desapariciones forzosas y los ataques contra la dignidad humana".
"Más de 30 años desde que los Jemeres Rojos masacraran a alrededor de 1,7 millones de personas, los camboyanos han recibido una pequeña porción de justicia y un recordatorio de que la justicia puede no ser rápida, pero es decidida", ha indicado.
"Estoy especialmente orgulloso de haber recorrido tantas millas entre Phnom Penh y Washington para trabajar con los camboyanos para crear el Tribunal de Camboya", ha agregado Kerry a través de un comunicado. "El esfuerzo para juzgar a los responsables de estos crímenes era una larga deuda y algo absolutamente vital", ha valorado.
"Nunca olvidaré la inspiradora historia del fotoperiodista Dith Pran, cuya supervivencia durante esos años sangrientos fue un triunfo del espíritu humano. Una vez dijo: 'Los muertos lloran pidiendo justicia'. Creedme, a través del Tribunal de Camboya, la comunidad internacional trabaja para que esos llantos sean escuchados", ha manifestado.
Por último, Kerry ha subrayado que "Estados Unidos seguirá apoyando los esfuerzos del tribunal para garantizar que la justicia esclarece uno de los capítulos más oscuros de la historia de Camboya". "Debemos ayudar al pueblo de Camboya a terminar el trabajo mientras inicia una nueva era de justicia, rendición de cuentas y reconciliación", ha remachado.
PRIMERAS CONDENAS
Se trata de los primeros altos cargos de los Jemeres Rojos condenados por sus crímenes. Se cree que alrededor de dos millones de personas murieron bajo el régimen de los Jemeres Rojos, entre 1975 y 1979.
Chea y Samphan habían negado hasta mayo de 2013 su responsabilidad por los crímenes del régimen e incluso habían llegado a argumentar que desconocían lo sucedido, si bien pidieron perdón a las víctimas en dicha fecha.
El tribunal, dirigido por Camboya y Naciones Unidas, fue establecido en 2005 con el objetivo de juzgar a los principales responsables de los crímenes cometidos en la época de los Jemeres Rojos.
Hasta el momento, sólo había emitido un veredicto, una condena a cadena perpetua para Kaing Guek Eav, alias 'Duch', el exdirector de la prisión de Tuol Sleng, que era una antigua escuela reconvertida en centro de reclusión en la que unas 14.000 personas fueron ejecutadas.
El proceso actual se inició en junio de 2011 con cuatro personas en el banquillo de los acusados, Nuon Chea, Khieu Samphan, el exministro de Exteriores Ieng Sary y su mujer, Ieng Thirith, que era ministra de Asuntos Sociales con los Jemeres Rojos.
Ieng Thirith es cuñada del líder de los Jemeres Rojos, Pol Pot, que falleció en 1998, y fue declarada incapacitada por el tribunal porque sufre Alzheimer. Ieng Sary falleció en marzo de 2012.