Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kim Jong Un sobre el lanzamiento del misil intercontinental: "Es una señal de advertencia para Washington"

Pyongyangtelecinco.es
El líder norcoreano, Kim Jong Un, ha asegurado que el lanzamiento del misil balístico intercontinental llevado a cabo este jueves supone una "señal de advertencia severa" para Estados Unidos y ha sostenido que el programa balístico de Corea del Norte supone un "activo" de "incalculable valor" para Pyongyang.
Se trata del segundo ensayo balístico que realiza Corea del Norte en menos de un mes. A principios de julio, Pyongyang anunció a principios que había llevado a cabo su primer ensayo de un misil balístico intercontinental (ICBM, por sus siglas en inglés) y aseguró que contaba con la tecnología necesaria para lanzar un misil con una cabeza nuclear.
Kim, que ha indicado que el lanzamiento muestra que todo el territorio estadounidense se encuentra dentro del rango de ataque, ha asegurado que las autoridades han puesto a prueba con éxito la reentrada atmosférica del artefacto, según la agencia de noticias estatal KCNA.
El jefe de Gabinete nipón, Yoshihide Suga, ha explicado en una comparecencia que el lanzamiento se llevó a cabo a las 23.42 del viernes (hora local) y que el proyectil recorrió mil kilómetros durante 45 minutos y cayó en aguas de Japón tras alcanzar una altitud superior a los 3.000 kilómetros, según los primeros análisis.
Asimismo, las autoridades norcoreanas han confirmado que el misil, un Hwasong-14, ha alcanzado una altitud máxima de 3.734,9 kilómetros y ha abarcado otros 998 kilómetros durante el vuelo.
El portavoz del Departamento de Defensa estadounidense, Jeff Davis, también ha identificado el proyectil como un misil balístico intercontinental (ICBM, por sus siglas en inglés), y ha explicado que fue disparado desde la base de Mupyong Ni, ubicada en la zona septentrional de Corea del Norte.
Ante el ensayo norcoreano, Estados Unidos y Corea del Sur han llevado a cabo una serie de maniobras con misiles balísticos, según han informado las Fuerzas Armadas surcoreanas.
El ejercicio, en el que se ha utilizado fuego real, ha tenido lugar en la costa este de Corea del Sur y ha implicado el uso de misiles Hyunmoo-2 por parte de las fuerzas surcoreanas y de ATACMS por parte de las estadounidenses,