Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kim inaugura el primer congreso del Partido de los Trabajadores en tres décadas

El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, ha inaugurado este viernes el primer congreso del Partido de los Trabajadores en 36 años y lo ha hecho alabando "los grandes éxitos" de las Fuerzas Militares, en alusión a las últimas pruebas nucleares y balísticas.
"Este año, nuestro pueblo y nuestros militares han llevado a cabo exitosamente la primera prueba con una bomba de hidrógeno y ha puesto en órbita un satélite, potenciando la dignidad nacional", ha dicho Kim desde la Casa de la Cultura, en Pyongyang.
Kim ha ensalzado los numerosos lanzamientos de misiles balísticos y pruebas nucleares que las fuerzas norcoreanas han llevado a cabo en los últimos años y que han suscitado un enérgico rechazo de la comunidad internacional.
A pesar de la nueva batería de sanciones aprobada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, Corea del Norte ha avanzado que pretende continuar con su escalada militar, lo cual ha generado inquietud incluso en su tradicional aliado, China.
Si bien las primeras palabras de Kim han estado dirigidas a los "éxitos" militares, el congreso, que se desarrollará en cuatro jornadas, servirá principalmente para afianzar el régimen comunista en torno a la figura de su líder.
"Corea del Norte parece que busca estabilizar el sistema de partido único y consolidar a Kim Jong Un", ha dicho Jeong Joon Hee, portavoz del Ministerio de Unificación de Corea del Sur, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias Yonhap.
El foro nacional servirá igualmente para impulsar la política conocida como 'byeongjin', una estrategia ideada por Kim que combina los esfuerzos militares con el impulso de una economía cada vez más debilitada por el ostracismo internacional.
"Hay una posibilidad de que Corea del Norte ajusta o depure la política 'byeongjin", ha apuntado Kim Yong Hyun, profesor de Estudios Norcoreanos de la Universidad de Dongguk.
El 'byeongjin' ha sustituido el 'songun' de Kim Jong Il, el padre del actual líder norcoreano, que abogó por situar la potencia militar en primer término.
PYONGYANG, BLINDADA
Este es el primer congreso general del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte que se celebra desde 1980, por lo que la nación asiática lleva meses preparándose para una cita que atraerá la atención del mundo entero.
El escenario principal será la Casa de la Cultura, un teatro que luce en su fachada dos grandes retratos de Kim Jong Il y Kim Il Sung, el padre y el abuelo del actual líder, respectivamente, y numerosas banderas norcoreanas.
La capital, Pyongyang, ha amanecido engalanada --pese a la lluvia-- pero también fortificada. Las fuerzas norcoreanas están en máxima alerta para garantizar la seguridad de este gran evento político.