Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lagarde dice que la eurozona está "recogiendo los frutos" de una política monetaria "sólida" y de años de esfuerzos

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha asegurado este jueves que la eurozona está "recogiendo los frutos" de una política monetaria "sólida" que "utiliza todas las herramientas necesarias para estimular el crecimiento" y de años haciendo "esfuerzos significativos".
"Claramente la eurozona está recogiendo los dividendos de una política monetaria sólida que ha sido decididamente acomodaticia y que usa todas las herramientas disponibles para estimular el crecimiento y asegurar que el dinero se mueve para financiar la economía", ha expresado en rueda de prensa tras participar en el Eurogrupo, donde ha presentado el informe de la institución que preside sobre la zona euro.
"También está recogiendo los frutos de años de esfuerzos significativos en muchas direcciones (...). Cuando miramos las previsiones de crecimiento, es una historia claramente mejor que la que hemos visto en el pasado", ha añadido.
Lagarde ha explicado que el informe elaborado por el FMI, publicado también este jueves, además de reconocer los progresos de la zona euro, apunta también que es necesario progresar en algunos aspectos. En este sentido, ha señalado las cuatro áreas en la que la institución que preside ha propuesto medidas.
Así, el FMI ha instado a los socios del euro a acordar y adoptar de forma decidida reformas estructurales, a "identificar espacios fiscales" cuando sea posible para financiar proyectos y retos comunes, utilizar la política monetaria y profundizar en la unión bancaria.
Con respecto a la segunda de estas propuestas, Lagarde ha apuntado que se trata de poner en marcha un proyecto "similar" al plan Juncker que permita a los países de la moneda común abordar retos como la inmigración o la necesidad de avanzar en la política energética.
"La idea es que en contrapartida con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento y de los compromisos en materia de reformas estructurales, los países pongan en común recursos presupuestarios para financiar proyectos", ha manifestado.
BRUSELAS COMPARTE EL "ENFOQUE" DEL FMI
En la misma comparecencia de prensa, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, ha afirmado que la Comisión Europea está "plenamente de acuerdo" sobre la necesidad de una acción "colectiva y concertada" y con el "enfoque" propuesto por el FMI en esos cuatro pilares.
De esta forma, el político francés ha defendido que la recuperación de la eurozona es "sólida pero modesta", por lo que es necesario "actuar para reforzarla". Así, ha señalado que acelerar la implementación de la unión bancaria es una prioridad para Bruselas y ha confiado en que sea posible superar los obstáculos políticos para el fondo común de garantía de depósitos.
DIJSSELBLOEM PROMETE AVANZAR HACIA LA INTEGRACIÓN
Por otro lado, el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha calificado como "buenas noticias" el informe del FMI sobre la zona euro "a pesar de las turbulencias de la economía global" y ha apuntado, en línea con el estudio, que es necesario reforzar las economía del euro ante posibles futuros impactos y que las reformas estructurales están "alto en la agenda" del Eurogrupo.
Asimismo, ha asegurado que los ministros de Finanzas del euro han mantenido un debate "fundamental" sobre el futuro del euro "independientemente" del resultado del referéndum en Reino Unido sobre su permanencia en la UE, en el que ha visto un "fuerte compromiso y determinación" para avanzar en el proyecto europeo.
"Dado el clima político actual no habrá pasos históricos, pero habrá pasos adelante. Inevitablemente avanzaremos en el proyecto, profundizaremos nuestra cooperación para conseguir lo que la gente quiere de nosotros, que es seguridad en términos económicos", ha señalado.