Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lavrov afirma que Rusia ha logrado que la OPAQ se encargue de aplicar la resolución de la ONU sobre Siria

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha afirmado este sábado que Rusia ha cumplido con su objetivo de lograr que expertos de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) sean los encargados de aplicar la resolución del Consejo de Seguridad Naciones Unidas de destruir el arsenal químico de Siria, según ha informado el portal de información Russia Today.
En una entrevista concedida a la cadena rusa Channel One, Lavrov ha admitido que llegar a un compromiso ruso-estadounidense sobre la resolución de la ONU "no ha sido fácil". Sin embargo, ha reconocido que la parte rusa "ha logrado su objetivo" en la resolución sobre el arsenal químico de Siria.
La resolución establece que el papel de controlar el arsenal químico de Siria y destruirlo recae en los expertos de la OPAQ, un objetivo que será llevado a cabo con la asistencia y protección de la ONU, según Lavrov.
El ministro ha subrayado que el documento adoptado declara que tanto el Gobierno del presidente sirio, Bashar al Assad, como la oposición del país asumirán la responsabilidad de cualquier violación a la seguridad de los inspectores de la OPAQ.
Asimismo, ha reiterado que la resolución deshecha la posibilidad de cualquier acción militar contra Siria sin que se haya adoptado antes una nueva resolución. Lavrov ha señalado que Rusia se ha asegurado de que no existan "pretextos o tecnicismos" para el uso de la fuerza en la resolución sobre Siria, teniendo en cuenta la experiencia en Líbano y "la capacidad de nuestros socios para interpretar las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU".
El ministro ha recalcado que los estados que apoyan a la oposición siria tienen una responsabilidad especial ya que deben asegurarse de que sus "pupilos" no llevarán a cabo ninguna provocación en el futuro.
Lavrov ha revelado que Rusia ha solicitado que "cualquier posibilidad sobre un nuevo intento (de la oposición siria) de hacerse con armas químicas o sus componentes sea descartado".
El ministro ha indicado que un informe ruso, que demuestra "de manera profesional" que el gas sarín utilizado el 19 de marzo en un ataque cerca de Aleppo fue toscamente fabricado, ha sido distribuido entre los miembros del Consejo de Seguridad y que también está a disposición del público. Lavrov ha añadido que Rusia posee "información de inteligencia" que establece que la sustancia utilizada en el ataque del 21 de agosto es el mismo agente químico con una mayor concentración.