Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Legisladores del 'uribismo' se oponen a que las FARC tengan representación en el Congreso

Los legisladores que se mantienen fieles a la política del expresidente Álvaro Uribe (2002-2010) han expresado su rechazo a la propuesta de que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tengan representación en el Congreso, tal y como lo han sugerido algunos diputados ahora que el Gobierno de Juan Manuel Santos ha confesado que tiene conversaciones con la guerrilla.
Los titulares del Senado, Roy Barreras, y de la Cámara de Representantes, Augusto Posada, han asegurado que prefieren tener a un cabecilla de las FARC en el Congreso que promoviendo la violencia en la selva, afirmaciones que no fueron bien recibidas por el 'uribismo', especialmente por el ala fuerte.
"Dios me libre de que al Congreso llegue" el jefe máximo de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias 'Timochenko', "y Dios quiera que por acá no venga", ha expresado el senador Juan Carlos Vélez Uribe, quien es reconocido por su llamado 'uribismo purasangre'.
"¿Qué tal una persona con tantos muertos encima aquí legislando y representando a los colombianos de bien?", se ha preguntado al aclarar que 'Timochenko' "en un proceso de paz debe estar donde le corresponde: en la cárcel".
A su turno, el senador Juan Lozano Ramírez ha dicho que "es jurídicamente imposible que 'Timochenko' llegue al Congreso". Según ha explicado, los avances de los procesos de crímenes de lesa humanidad no permitirían al jefe guerrillero tener un escaño.
"Me parece que esa idea es ensillar antes de traer las bestias pues el presidente Santos habló de unos diálogos exploratorios", ha denunciado.
'TIMOCHENKO' COMO COMPAÑERO
Las reacciones del 'uribismo' responden a las afirmaciones que hizo el presidente del Senado, Roy Barreras, quien ha asegurado que está dispuesto a sentarse al lado de 'Timochenko' "y dónde sea con cualquier colombiano que decida abandonar la violencia para apostarle a la paz".
Así ha recordado que el Estado ha gastado miles millones de dólares en armas "que no producen nada" para combatir a las guerrillas que desde hace cinco décadas mantienen atemorizada a Colombia.
Asimismo, el presidente de la Cámara de Representantes, Augusto Posada, ha dicho que como legislador prefiere que las FARC estén en el Congreso y no realizando actos de violencia en las montañas de Colombia.
"Sinceramente creo que es mejor tener a una persona en el Congreso que repartiendo bala en el monte y atacando a la sociedad civil" y "si los colombianos no tenemos presente que debe existir el perdón y la reparación, nunca vamos a tener paz", ha expresado.