Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Leopoldo López urge a la jueza a acatar la declaración de la ONU y ponerle en libertad

El líder opositor venezolano Leopoldo López ha urgido este miércoles a la jueza Susana Barreiros, que dirige el juicio en su contra como autor intelectual de la ola de violencia desatada el pasado 12 de febrero en Caracas, a acatar la declaración de la ONU y ponerle en libertad.
"Usted tiene la obligación constitucional de conferirme la libertad", ha dicho López durante su intervención en la sesión del juicio celebrada el martes en el Palacio de Justicia, según ha informado el diario venezolano 'El Nacional'.
López se ha mostrado consciente de que Barreiros "está sometida a muchas presiones, como todos los jueces venezolanos que son provisorios y no tienen estabilidad en sus cargos", pero ha subrayado que "tiene la oportunidad de ser el rostro de la Justicia".
El jefe de Voluntad Popular ha recordado que el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas "no es una simple ONG que está en Ginebra, no es el pronunciamiento de un Gobierno extranjero, sino un organismo del cual Venezuela es miembro".
El líder opositor se ha referido así a la declaración de la semana pasada del Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias de la ONU que denunció que López es víctima de una "detención arbitraria" y exigió a las autoridades venezolanas "su inmediata liberación".
Barreiros, por su parte, ha respondido que aún no ha vencido el plazo de tiempo con el que cuenta para responder a la recomendación de la organización internacional.
JUICIO CONTRA LÓPEZ
El martes se reanudó el juicio contra López y otros cuatro estudiantes por los delitos de daño, incendio, instigación y asociación para delinquir, por los que podrían ser condenados a hasta diez años de cárcel.
Los hechos se remontan al 12 de febrero, cuando miles de personas salieron a las calles de Caracas para protestar contra el Gobierno de Maduro y decidieron marchar hacia la Fiscalía, donde fueron interceptados por los grupos armados afines al Ejecutivo, dando lugar a un duro enfrentamiento.
Las autoridades venezolanas consideran que López es el "autor intelectual" de estos disturbios, que marcaron el inicio de la actual crisis --que se ha saldado con 42 muertos, cerca de un millar de heridos y cientos de detenidos--, por convocar la marcha hacia la Fiscalía.
López está detenido desde el pasado 18 de febrero en la prisión militar de Ramo Verde, cerca de Caracas, donde, según ha denunciado su familia y la oposición, es víctima de numerosos abusos, como aislamiento injustificado e interceptación de las comunicaciones.
La última sesión del juicio contra López se celebró el pasado 1 de octubre, después de que se pospusiera varias veces debido a lo que la defensa considera irregularidades procesales.