Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Liberados 30 policías secuestrados por insurgentes talibanes en Pakistán

Dos talibanes vigilan a algunos de los policías paquistaníes secuestrados hoy y que posteriormente fueron liberados. EFEtelecinco.es
Al menos 30 policías paquistaníes que habían sido secuestrados por un grupo de unos 300 insurgentes talibanes durante un ataque contra un puesto de las fuerzas de seguridad en el norte de Pakistán fueron liberados hoy por sus captores.
Según el canal privado "Dawn", que cita fuentes de la insurgencia, los agentes fueron puestos en libertad después de que garantizaran a sus secuestradores que abandonarían su puesto de trabajo.
Unos 300 integristas habían atacado un puesto de control policial en las primeras horas de la madrugada de hoy, según informó horas atrás a Efe una fuente policial, que pidió guardar el anonimato.
Además, agregó que un portavoz talibán llamó a la Policía de Swat para atribuirse la autoría del secuestro y aseguró que el ataque es una represalia por las operaciones que el Ejército desarrolla en el valle.
Las fuerzas de seguridad paquistaníes han incrementado en los últimos días la intensidad de su ofensiva militar en Swat, que ha sufrido un severo deterioro de la seguridad desde verano de 2007.
Hoy mismo miembros del Gabinete paquistaní se reunieron para discutir la conflictiva situación de Swat, región que visitó recientemente el jefe del Ejército, Ashfaq Pervez Kiyani.
Ayer, las Fuerzas Armadas informaron de la muerte de entre 35 y 40 integristas durante una operación nocturna en la que se efectuaron bombardeos aéreos en el valle.
Los insurgentes, liderados por el mulá Fazlulá, se han hecho con el control de varias áreas de Swat y protagonizan frecuentes atentados y combates con las fuerzas de seguridad.