Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lieberman pide la ilegalización del partido árabe-israelí Balad

El ministro de Asuntos Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, ha pedido este lunes la ilegalización del partido árabe-israelí Balad, al que considera una organización terrorista, "una filial de Hamás en la Knesset", el Parlamento israelí, informa el periódico 'The Jerusalem Post'.
Lieberman reacciona así a las declaraciones de la diputada de Balad Hanin Zoabi, quien ayer comparó al Ejército israelí con el Estado Islámico, "ejércitos asesinos sin ningún límite". Así, un piloto israelí que pulsa un botón para bombardear "no es menos terrorista que quien coge un cuchillo para cortar cabezas".
Para Lieberman, el Balad se ha convertido en una filial de Hamás que utiliza la Knesset para defender las necesidades y argumentos de los grupos terroristas aprovechándose de su inmunidad parlamentaria.
"Después de que el anterior líder del Balad, Azmi Bishara, huyera del país por supuesto espionaje contra Israel para ayudar a Hezbolá, los miembros del Balad han seguido e incluso empeorado sus actividades contra el Estado", ha afirmado Lieberman en su cuenta de Facebook.
Así, se refiere al reciente viaje de diputados del Balad a Qatar, "principal apoyo de Hamás" durante la ofensiva militar israelí sobre la Franja de Gaza. "No hay sitio para una filial de Hamás en la Knesset", ha apostillado.
Sin embargo, el ministro ha recordado que pese a los intentos de la Comisión Electoral Central de impedir presentarse a las elecciones del Balad, el Tribunal Supremo siempre ha cancelado cualquier prohibición. "Vamos a renovar nuestra petición de ilegalización de este partido terrorista para impedirle presentarse a la Knesset porque no se pueden ignorar las acciones flagrantes y provocadoras de los diputados del Balad contra el Estado de Israel, claramente ilegales", ha argumentado.
Este mismo lunes, otro diputado del Balad, Bassel Ghattas, ha defendido las palabras de Zoabi en una entrevista este lunes en la Radio del Ejército israelí. "Estado Islámico es una organización asesina y cruel, pero, a diferencia del Ejército israelí, no ha cometido crímenes contra la Humanidad", ha afirmado Ghattas.
Así, ha recordado que hasta el ministro de Defensa israelí, Moshe Yaalon, ha reconocido que se bombardeó el barrio gazací de Shajaia para impedir que un soldado israelí fuera secuestrado. "Esa frase llevará a Yaalon a un banquillo de La Haya", ha asegurado.