Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Liga Árabe destaca la "amplia participación" en el referéndum sobre la nueva Constitución egipcia

El secretario general de la Liga Árabe, Nabil Elaraby, ha celebrado este domingo la aprobación de una nueva Constitución en Egipto mediante referéndum y ha destacado la "amplia participación" en la cita con las urnas de los pasados 14 y 15 de enero.
"El referéndum se ha caracterizado por una amplia participación que refleja la voluntad del pueblo en el establecimiento de una nueva etapa de transición democrática", ha escrito Elaraby en su cuenta oficial en la red social Twitter.
Según la Comisión Electoral Suprema, la participación ha sido del 38,6 por ciento, es decir, se han emitido 20.613.677 votos, según recoge el diario estatal egipcio 'Al Ahram'. La participación supera así por un estrecho margen --de seis puntos porcentuales-- a la del referéndum de ratificación de la Constitución de 2012, impulsada por el Gobierno afín a Hermanos Musulmanes.
La delegación de la Liga Árabe en el plebiscito ha "elogiado" los esfuerzos realizados por la Comisión Electoral Suprema, el Ejército y la Policía egipcia para "garantizar la transparencia" de la votación, según el secretario general de la organización panárabe.
Elaraby ha felicitado al pueblo egipcio por la conclusión del referéndum sobre la nueva Constitución del país y ha incidido en que la Carta Magna representa un "pilar fundamental" para "avanzar en la implementación del resto de la 'hoja de ruta' para esta fase de transición" y, por ende, la celebración de las elecciones parlamentarias y presidenciales.
El 98,1 por ciento de los egipcios que han participado en el referéndum constitucional de esta semana han respaldado el nuevo texto elaborado tras el golpe de Estado contra el presidente islamista Mohamed Mursi, según los resultados oficiales. El 1,9 por ciento de los votantes ha rechazado el proyecto.