Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llega a Estocolmo el superviviente sueco del accidente de Oswaldo Payá

Jens Aron ModigEFE

El superviviente sueco del accidente de tráfico en el que murieron los disidentes Oswaldo Payá y Harold Cepera, Jens Aron Modig, llegó el pasado martes por la noche a Estocolmo y piensa descansar al lado de su familia pero el viernes estará "disponible" para atender a los medios de comunicación, según ha anunciado él mismo desde su cuenta oficial en Twitter.

El líder de los democristianos suecos (KDU), Göran Hägglund, ha declarado que el partido está "orgulloso" de la "contribución" de Aron Modig "a la democracia y la libertad".
En un comunicado muestra su satisfacción por el regreso a Suecia del presidente de la rama juvenil del partido después de una semana en la que tanto la familia de Modig como el partido de los democristianos han vivido momentos de "gran preocupación".
La vicepresidenta de la KDU, Sara Skytte, ha destacado que el compromiso de Modig "no se detiene en las fronteras de Suecia" y ha expresado la voluntad del partido de "seguir trabajando por la democracia y la libertad en todo el mundo".
Antes de abandonar La Habana, Aron Modig compareció ante la prensa en Cuba para afirmar que no recordaba haber visto un segundo vehículo en la carretera por la que circulaba junto a los dos disidentes y el político español Angel Carromero pues iba durmiendo.
Encuentros no autorizados con opositores
Y admitió que el propósito de su viaje a la isla era entregar 4.000 euros a Payá y asesorar a su formación política, Movimiento Cristiano de Liberación, en la creación de una división juvenil.
Pese a que Aron Modig, como Carromero, entraron en la isla como turistas y mantuvieron contactos no autorizados con la oposición, las autoridades cubanas le han permitido regresar a su país sin haber presentado ningún cargo contra él.
Carromero, en cambio, que conducía el vehículo, está en "prisión preventiva" ante los indicios de la Fiscalía de que haya incurrido en un delito de homicidio al haber causado un accidente de tráfico con resultado de dos muertos, por lo que se podría enfrentar a una pena de entre uno a 10 años de cárcel.