Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Localizadas con vida en Chile tres familias catalanas desaparecidas tras el terremoto

Tres familias catalanas que se encontraban en Chile el sábado, cuando el terremoto de 8,8 grados en la escala de Richter sacudió el centro y el sur del país, fueron localizadas durante la tarde de hoy, según confirmaron a Europa Press fuentes de Vicepresidencia de la Generalitat.
Por su parte, los tres catalanes y un matrimonio formado por dos madrileños que se encontraban en las islas Robinson Crusoe en el momento del terremoto están a punto de despegar hacia España, indicaron desde el Govern a última hora de la tarde. 
Estas cinco personas formaban parte de una expedición de seis que estaban en estas islas, situadas en el archipiélago Juan Fernández, cuando la tierra tembló. El sexto es Miguel M., joven de 29 años de Alella (Barcelona) que, según sus familiares, murió al ser arrastrado por olas de gran altura aunque las autoridades chilenas lo siguen dando por desaparecido a falta de localizar sus restos.
Los tres catalanes y el matrimonio madrileño aún no han podido coger el vuelo de Iberia que les desplazará a España porque hay retrasos, aunque según el Govern, lo harán con toda probabilidad en las próximas horas.
El vuelo tenía que salir a las 19.00 horas hora española, 14.00 horas en Chile. Se prevé que aterricen en Madrid mañana por la mañana, y luego sean trasladados a Barcelona, donde llegarían entre el mediodía y la tarde.
El sábado también se encontraban en Chile tres familias catalanas más, y hoy se confirmó que están vivas.
La primera de ellas es la formada por Gemma López, su marido, su hija y sus padres, que han sido localizados. Gemma reside en Chile junto a su hija --nacida hace un mes-- y su esposo, un anestesista de nacionalidad chilena, y sus padres, que viven en Cataluña, habían viajado al país andino.
La segunda familia es la de Joan Badal, un catalán nacido en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) residente en Chile desde hace décadas, donde reside junto a su esposa, hijos y nietos. Hoy se confirmó que todos ellos están bien.
La tercera la forman el turista catalán Miguel Herrero, que se encontraba en Chile junto a su novia, que por ahora permanecerá en el país andino a la espera de decidir si prosigue con el viaje que tenía planificado o regresar a Cataluña.
Pese a que la Generalitat no tiene competencias en asuntos exteriores, el Govern hizo hincapié hoy en que en todo momento ha tratado de atender a los familiares de los desaparecidos y facilitar el regreso de quienes estaban en Chile durante el terremoto.
Así, tanto el vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira --que se encuentra en Argentina en un viaje oficial-- como su secretario general, Rafael Niubó, han hecho gestiones para ayudar a los familiares a contactar con los supervivientes. Además, se habilitó un teléfono para atender a los desaparecidos, el 93 567 64 19.