Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Londres, paralizado por la huelga de transportes

Un aviso de fuera de servicio permanece en una de las entradas de la estación Victoria del metro de Londres, minutos antes de la hora cero para que la red del metro interrumpa su servicio por 48 horas debido a la huelga general. Cerca de 3 millones de comunitarios se verán afectados por este paro, que le cuesta 100 millones de libras a la economía de la capital. FOTO: EFE.telecinco.es
El metro de Londres ha quedado completamente paralizado por una huelga de sus trabajadores, que se prolongará 48 horas y que amenaza con causar el caos circulatorio en los próximos dos días en la capital británica. El paro puede echar al traste el partido de clasificación para el Mundial de Sudáfrica que Inglaterra disputará en Wembley ante la selección de Andorra. La Federación inglesa de fútbol ha suspendido la venta de entradas, lo que puede desembocar en que el encuentro se dispute en un estadio vacío.
Las líneas del metro londinense pararon a las 19.00 hora local (18.00 GMT) del martes, causando los primeros problemas a quienes tenían que regresar a sus casas al final de la jornada laboral. Hoy, el caos ha aumentado.
La empresa y el principal sindicato de los trabajadores, el RMT, no consiguieron llegar a un acuerdo en las negociaciones de última hora que mantuvieron para tratar de desconvocar una huelga que tendrá un coste millonario para la ciudad. El metro londinense traslada diariamente a más de tres millones de personas, que el miércoles y el jueves tendrán que utilizar otros sistemas de transporte para poder desplazarse por la ciudad.
El Ayuntamiento ha puesto en marcha un plan especial para tratar de contrarrestar los efectos de la huelga, con un aumento del número de autobuses en servicio, un servicio gratuito de transporte por el río Támesis y mayores facilidades para la circulación de bicicletas.
"La huelga sigue adelante y esperamos que tenga un seguimiento sólido", manifestó Bob Crow, líder del RMT, que convoca esta huelga en demanda de una mejora salarial y en contra del despido de dos conductores del metro por faltas disciplinarias.
¿Wembley vacío en el Inglaterra-Andorra? Posiblemente
"Tras los últimos anuncios de la oficina de transporte en cuanto a la huelga de metro de Londres entre el 9 y el 11 de junio, se ha tomado una decisión para establecer una prudente suspensión de las entradas para el Inglaterra-Andorra en el estadio de Wembley el 10 de junio", indicó un portavoz de la Federación Inglesa.
La suspensión supone que 20.000 entradas no saldrán a la venta. Pero pueden ser muchos más los aficionados que no acudan a animar a Inglaterra. Las conexiones de transporte con el estadio, muy criticadas, unidas a la huelga, pueden provocar que el aspecto de Wembley sea casi como si el encuentro se jugara a puerta cerrada.
JNP