Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luis Almagro presentará la próxima semana el informe de la OEA sobre la situación humanitaria de Venezuela

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha anunciado este miércoles que la próxima semana presentará el informe del organismo sobre la situación humanitaria, de Derechos Humanos, institucional y de gestión pública de Venezuela.
Almagro, que ha realizado este anuncio durante una rueda de prensa en la sede del ente en Washington, Estados Unidos, para después informar de ello a través de su cuenta oficial de Twitter, ha sido muy crítico con el Gobierno de Nicolás Maduro y, en recientes declaraciones, ha asegurado que la "única salida" a la crisis en el país es la celebración de un referéndum revocatorio.
En la presentación de este informe, se prevé que Almagro confirme si se activará la Carta Democrática Interamericana contra Maduro, medida que la oposición venezolana lleva tiempo solicitando.
La Carta Democrática Interamericana es un mecanismo que se aplica en caso de que se produzca una alteración del régimen constitucional en alguno de los Estados miembros de la organización, Venezuela es uno de ellos. Mediante su activación, se puede acordar la suspensión temporal del ejercicio del derecho de participación del Estado en la OEA.
A principios de este mes, la ministra de Asuntos Exteriores venezolana, Delcy Rodríguez, calificó de "hecho grave" que Venezuela sea amenazada con aplicarle la Carta Democrática en base a "acusaciones falsas" y "engaños mediáticos".
Desde la cadena panamericana Telesur han criticado a Almagro, al que acusan de haber olvidado "rápidamente" la promesa de trabajar por el fortalecimiento de la democracia que hizo el día que asumió el cargo, hace un año, "al interferir de manera hostil ante las políticas soberanas del Gobierno de Venezuela".