Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El MNLA celebra la "liberación" de Tombuctú y hace un llamamiento a la movilización de los azawadíes

El Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (MNLA) ha celebrado la "liberación" de la histórica ciudad de Tombuctú y ha felicitado a todo el pueblo y al ejército de Azawad. Un comunicado de la dirección política del MNLA difundido a última hora de este domingo hace además un llamamiento a la movilización para impulsar el proceso de construcción nacional.
"En este día sin precedentes en la historia del pueblo de Azawad se hace efectiva la recuperación de la dignidad, la liberación de la histórica ciudad de Tombuctú, después de las de Gao, Kidal y varias otras ciudades Azawad", destaca el grupo.
Por ello, el MNLA felicita a toda la población de Azawad, al "ejército de liberación nacional" y "a todos los que se han sacrificado por este objetivo innegociable" y hace un llamamiento a la movilización de los azawadíes que vivan tanto fuera como en la propia Azawad para impulsar un proceso de construcción nacional.
El grupo declara su intención de "hacer de Azawad un país en el que reine la libertad, la justicia y una paz duradera, en particular con los países vecinos", en referencia al Gobierno central de Malí.
"Aseguramos a los Estados vecinos, a las poblaciones de la región y a la comundiad internacinoal que la liberación de Azawad servirá para fortalecer la seguridad el desarrollo y la paz para una mejor integración de los pueblos, las culturas y una mayor estabilidad en la zona sahelo-sahariana", sostiene.
Por otra parte, este domingo Radio France International ha informado de que el coronel Hadj Ag Gamou, el oficial tuareg más respetado del Ejército maliense, ha desertado y se ha unido a los rebeldes junto a 500 militares más.
La última sublevación tuareg, iniciada el 17 de enero, ha permitido a los separatistas hacerse con el control de las tres regiones del norte de Malí --Tombuctú, Gao y Kidal-- que integran lo que consideran el país de Azawad, poblado principalmente por gentes de origen tuareg, claramente diferenciadas del resto de malienses, de etnia subsahariana.
La revuelta fue uno de los factores desencadenantes del golpe de Estado del pasado 21 de marzo contra el presidente Amadou Toumani Touré. El país está ahora gobernado por una junta militar, el Comité Nacional para el Retorno de la Democracia y el Restablecimiento del Estado (CNRDR), dirigida por el capitán Amadou Sanogo.