Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

MSF advierte del aumento de los enfrentamientos en los estados de Alto Nilo, Jonglei y Unidad

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha advertido del recrudecimiento de la violencia en los estados sursudanses de Alto Nilo, Jonglei y Unidad, que han provocado miles de nuevos desplazados y heridos por los enfrentamientos entre las tropas leales al presidente del país, Salva Kiir, y las milicias rebeldes lideradas por el exvicepresidente Riek Machar.
Al menos 116 personas han resultado heridas, según la información de MSF, que ha tratado a los heridos de los últimos días. La organización ha denunciado que los enfrentamientos de Malakal han provocado que los trabajadores humanitarios no puedan acceder para ayudar a los civiles.
"Están impidiendo que miles de personas reciban la asistencia médica y humanitaria que necesitan de manera urgente", ha criticado el coordinador general de MSF en Sudán del Sur, Raphael Gorgeu, mediante un comunicado.
"Día tras día continúan llegando decenas de heridos a nuestros hospitales, pero lo que también nos tiene ahora mismo en vilo son las condiciones de vida que están soportando los cientos de miles de desplazados que hay en todo el país, ya que la mayor parte de estas personas huyeron de sus casas sin nada y apenas tienen comida, o acceso a los servicios de salud", ha lamentado Gorgeu.
Ante esta situación, MSF ha hecho un llamamiento a todas las partes del conflicto para "que se garantice la integridad de las estructuras sanitarias y el acceso de las comunidades afectadas a los servicios de salud".
La organización ha indicado que en este momento hay un gran número de desplazados que tienen necesidades médicas, una situación que ha provocado la saturación de los pocos puestos de salud y hospitales de la zona. Por ello, MSF ha decidido reforzar sus equipos de emergencia.
Además, la organización ha resaltado que durante el mes de diciembre, los trabajadores sanitarios han realizado 42.000 consultas, ingresando a más de 1.600 pacientes. Por otro lado, se han realizado una decena de intervenciones quirúrgicas al día, atendiendo a 655 heridos de guerra y asistiendo 852 partos.