Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

MSF alerta de que la situación en Idomeni es "insostenible" y que los refugiados están "desesperados"

Asegura que si las cosas siguen así, podrían quedar atrapados 100.000 refugiados en Grecia a final de mes
Médicos Sin Fronteras ha alertado este jueves de que la situación en el campamento de Idomeni, en la frontera de Grecia con Macedonia, es "insostenible" y los inmigrantes y refugiados que allí se encuentran están "desesperados".
"La situación continúa siendo dramática y preocupante en Idomeni, donde más de 11.000 personas están bloqueadas en la frontera y muchas más llegan cada día en autobuses, taxis o a pie", ha afirmado la organización no gubernamental, en un comunicado.
Tras recordar que ACNUR cifra en "solo 457" las personas que lograron cruzar el miércoles la frontera para entrar en Macedonia, MSF ha contado que está gastando 50.000 euros al día en Idomeni para dar tiendas, sacos de dormir, carpas y productos básicos a los refugiados e inmigrantes que están en la zona.
"En pocos días, hemos incrementado la capacidad del campamento de 1.500 a más de 4.000 plazas y hemos facilitados unas 34.000 comidas por día. Muchos voluntarios y otras ONG están también ayudando pero las necesidades son cada vez mayores y la situación ya es insostenible", ha advertido.
Asimismo, ha alertado de que "si las cosas continúan así, podría llegar a haber "100.000 refugiados atrapados en Grecia a final de mes" y ha asegurado que, en la actualidad, hay unos "4.000 refugiados varados en Lesbos".
IDOMENI NO PUEDE ALBERGAR A TANTAS PERSONAS
MSF ha señalado que Idomeni es solo un campamento de tránsito y no está diseñado para "albergar a tantas personas por un periodo de tiempo tan largo". "Aumentar la capacidad de forma indefinida no va a ser posible si las personas siguen varadas en Grecia por las acciones arbitrarias de los gobiernos europeos", ha explicado.
La ONG ha contado que las personas que están bloqueadas en Idomeni están "desesperadas". "Ya han huido de situaciones dramáticas en sus países de origen y no esperaban encontrar una respuesta tan inhumana en Europa", ha afirmado la jefe de la misión de MSF en Grecia, Marie Elisabeth Ingres.
"Estas personas, entre las que hay muchas de grupos vulnerables, no han tenido unas verdaderas opciones de poder acceder a un lugar en el que tener ayuda y protección, No ven otra opción que no sea la de continuar su viaje", ha explicado.
"HAY UN CRECIENTE SENTIMIENTO DE IRA"
Daniela, una enfermera de MSF en el campo de Idomeni, ha contado la difícil situación que se está viviendo allí. "Hay confusión, estrés falta de información fiable. Hay un creciente sentimiento de ira. Muchos refugiados han estado esperando aquí más de diez días. La gente está extremadamente exhausta", ha señalado.
Médicos Sin Fronteras ha contado que, en los últimos cuatro días, ha tratado a "más de 700 personas". Las principales dolencias son "infecciones respiratorias, gastroenteritis, resfriados y fiebres ligadas a las condiciones de falta de higiene y a la falta de refugio.
"La gran mayoría de nuestros pacientes son mujeres y niños de menos de cinco años", ha contado MSF, antes de señalar que, desde el 21 de febrero al 1 de marzo, han llegado a las islas griegas "una media de 2.000 personas" y, en la actualidad, hay 30.000 personas "atrapadas" en este país.