Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

MSF denuncia que 16 personas han muerto de hambre en Madaya tras la llegada de la ayuda

La ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) ha alertado de la situación crítica en la que viven sumidas decenas de miles de personas sin apenas alimentos en la ciudad siria de Madaya --cerca de Damasco-- y ha asegurado que 16 personas han muerto desde el envío de tres convoyes con ayuda hace dos semanas y media.
El Gobierno de Bashar al Assad mantiene un férreo bloqueo sobre Madaya, lo que ha dejado sin comida ni asistencia médica a unas 20.000 personas. Los trabajadores sanitarios apoyados por MSF calculan que hay 320 casos de malnutrición de los cuales 33 son considerados críticos, lo que implica un riesgo inminente para la vida.
El régimen accedió a levantar temporalmente el asedio este mes para permitir la llegada de camiones con ayuda, pero desde entonces ya han perdido la vida 16 personas, según un comunicado de MSF.
El director de operaciones de la organización, Brice de le Vingne, ha considerado "totalmente inaceptable que la gente siga muriendo de hambre" y ha condenado que sigan dentro de Madaya pacientes en estado crítico que "deberían haber sido evacuados hace semanas". Asimismo, ha reclamado una presencia médica "permanente e independiente".
Entre 1,5 y 2 millones de personas se encuentran atrapadas en zonas cercadas por las fuerzas leales al Gobierno o por los grupos rebeldes, a pesar de que estos asedios contradicen las leyes humanitarias más básicas, como ha recordado De Le Vingne.