Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

MSF denuncia el "total desprecio" por los servicios médicos en Yemen durante el conflicto

Solicita una investigación de la Comisión Internacional Humanitaria de Encuesta (CIHE)
La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) ha exigido "respuestas" tras los últimos ataques lanzados contra instalaciones médicas en Yemen y ha denunciado el "total desprecio" por las normas básicas que debería regir todo conflicto bélico.
Los servicios apoyados por MSF han sufrido cuatro ataques en menos de tres meses, los últimos dos este mismo mes. El 10 de enero, seis personas murieron por el bombardeo de un hospital del distrito de Razé --en Sada--, mientras que el día 21 el conductor de una ambulancia perdió la vida en la misma región.
La directora de operaciones de MSF, Raquel Ayora, ha criticado en un comunicado que "ninguno de los bandos reconoce o respeta el estatuto que protege los hospitales y las instalaciones médicas". "No se respeta nada, ni siquiera los hospitales, a pesar de que las estructuras médicas están explícitamente protegidas por el Derecho Internacional Humanitario", ha recordado.
Estos ataques tienen "devastadoras consecuencias" para las personas que viven "atrapadas en zonas de conflicto" y que están sometidas a un "enorme sufrimiento". La ONU también ha denunciado que la población civil sufre una grave crisis humanitaria por un conflicto que habría provocado ya casi 6.000 víctimas mortales.
NO SON "ERRORES"
"Vemos que cada vez más estos ataques contra instalaciones médicas se minimizan o son definidos como errores", ha lamentado Ayora, que ha salido al paso de una lógica que considera "ofensiva e irresponsable". Para la ONG, "ha llegado el momento de tomar decisiones e ir más allá de meras declaraciones de indignación y condena".
MSF ha solicitado una investigación independiente a cargo de la Comisión Internacional Humanitaria de Encuesta (CIHE) sobre el ataque cometido el pasado 10 de enero contra el hospital Shiara, tal como ya hizo en el caso del bombardeo contra otro centro en Kunduz (Afganistán). En ese caso, la ONG aún espera una "respuesta oficial" del Gobierno de Estados Unidos, responsable de la agresión.