Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

MSF envía personal y material sanitario a RDC para contener el brote de ébola

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha enviado personal y material sanitario a República Democrática del Congo (RDC) para evitar que el brote de ébola se propague rápidamente por este país, pero la ONG ha advertido de que su capacidad de respuesta es limitada debido a la epidemia que afecta a África Occidental.
"MSF ha puesto en marcha una intervención para dar respuesta al brote confirmado de enfermedad por el virus del Ébola en la provincia de Ecuador, en el norte de RDC", ha informado la organización humanitaria en un comunicado).
En concreto, la ONG, "presente en RDC desde hace más de 30 años, ha enviado un equipo compuesto por médicos, enfermeros, expertos en logística y especialistas en higiene a la zona donde se ha identificado el brote de ébola".
Además, en colaboración con el Ministerio de Salud de RDC, MSF ha instalado "un centro de pacientes con ébola en Lokolia, la zona más afectada por el brote en el área sanitaria de Boende".
El coordinador de MSF en RDC, Jeroen Beijnberger, ha explicado que han puesto en marcha esta operación después de que el domingo recibieran "la confirmación de que cuatro de las muestras que su equipo recogió la semana pasada han dado positivo por ébola".
OBJETIVO: DETENER LA EXTENSIÓN DEL BROTE
"Estamos respondiendo de forma inmediata para ingresar en áreas de aislamiento a los pacientes confirmados y sospechosos y comenzar las labores de rastreo y seguimiento de contactos", ha destacado Beijnberger, subrayando que "el objetivo principal es hacer todo lo posible para detener la extensión del brote de ébola".
De momento, "no se ha establecido conexión con el brote de ébola en África Occidental, aunque no puede descartarse de forma categórica". "Por ahora, consideramos que este brote es una coincidencia desafortunada", ha indicado, señalando que MSF está intentando confirmar el origen".
CAPACIDAD LIMITADA
Beijnberger ha explicado que para dar respuesta a este nuevo brote de ébola "se requiere una buena coordinación para asegurar que todos los niveles de liderazgo transmiten información precisa y constructiva a la población".
A este respecto, ha destacado la importancia de "que los equipos de enterramientos sigan medidas de control de infecciones adecuadas y que el rastreo de contactos y la vigilancia epidemiológica se realicen de forma rápida y eficaz para evitar la propagación del brote".
"Por lo general, seríamos capaces de movilizar equipos especialistas en fiebres hemorrágicas pero, actualmente, estamos respondiendo a una epidemia masiva en África Occidental", ha recordado.
"Esta situación limita nuestra capacidad de respuesta al brote en la provincia de Ecuador", ha admitido, por lo que ha instado a "otras organizaciones a intensificar y articular los esfuerzos para apoyar al Ministerio de Salud". "No vamos a ser capaces de hacerlo solos", ha alertado.
El brote de ébola en RDC se suma a los de Sierra Leona, Liberia, Nigeria y Guinea. En total, la epidemia regional de ha cobrado la vida de 1.427 personas, según el último balance de la Organización Mundial de la Salud (OMS).