Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

MSF dice que casi 190 personas han muerto por hambre y enfermedades en un campamento de Nigeria

La organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras (MSF) ha alertado este miércoles una "emergencia humanitaria catastrófica" en el campamento de desplazados de Bama, en el noreste de Nigeria, afirmando que 188 personas han muerto en él desde el 23 de mayo.
En su comunicado, la ONG ha indicado que la mayoría de las muertes en el campamento, situado en el estado de Borno, se han debido a desnutrición y diarrea, detallando que en el mismo residen 24.000 personas, entre ellas 15.000 niños --de los cuales 4.500 tienen menos de cinco años de edad--.
Asimismo, ha dicho que, durante su visita al campamento, detectó que el 19 por ciento de los 800 niños a los que se realizaron pruebas sufrían desnutrición grave. La directora de la misión de MSF en Nigeria, Ghada Hatim, ha recalcado que "las necesidades de estas personas son más que críticas".
"Estamos tratando a niños desnutridos en instalaciones médicas de Maiduguri y vemos el trauma en las caras de nuestros pacientes, que han presenciado y sobrevivido a muchos horrores", ha agregado.
MSF ha apuntado que durante su visita encontró además 1.233 tumbas cerca del campo, cavadas durante el último año. Del total, 480 correspondían a niños.
"Bama está prácticamente cerrado. Nos han dicho que de la gente que había, incluidos los niños, la mitad murió de hambre. Nos han dicho que mueren 30 personas al día a causa del hambre y las enfermedades", ha remachado Hatim.