Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

MSF, preocupada por la posible interrupción de entrega de alimentos y servicios esenciales en Idomeni

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha mostrado este martes su preocupación por la posibilidad de que las autoridades griegas interrumpan la distribución de alimentos y otros servicios que se prestan en el campo de refugiados de Idomeni, que está siendo evacuado desde hace varias horas.
En un comunicado, la organización médica ha pedido a las autoridades "garantías" para la asistencia a los refugiados y ha confirmado que se están evacuando las instalaciones "tras la llegada de varios centenares de policías antidisturbios al campo".
"En las primeras horas del día, decenas de autobuses fueron llenándose poco a poco y comenzaron a abandonar el campo. Afortunadamente la situación está en calma", ha contado la organización no gubernamental.
MSF ha dicho que a los voluntarios "no se les ha permitido permanecer en el campo" aunque sí que continúa allí un equipo reducido de ocho trabajadores de la ONG "con un acceso restringido" a Idomeni y que sigue realizando actividades médicas.
"MSF muestra su preocupación por el hecho de que otros servicios esenciales, como la distribución de alimentos, pueda quedar interrumpida", ha asegurado.
MSF ha afirmado que "no se opone" al traslado de las personas alojadas en Idomeni a otros lugares "siempre y cuando se les proporcionen mejores condiciones de vida y servicios en los nuevos emplazamientos y que los traslados se lleven a cabo de manera voluntaria y sin el uso de la fuerza".
"Los traslados deben estar bien planificados y se debe proporcionar información suficiente a los refugiados para que puedan decidir cuáles son sus mejores opciones de futuro", ha subrayado.
Médicos Sin Fronteras ha expresado su preocupación por "el posible uso de la violencia por parte de la Policía, especialmente teniendo en cuenta que en la última semana se usó gas lacrimógeno en respuesta a las manifestaciones".
"Hay que recordar que la inmensa mayoría de quienes estaban en Idomeni han tenido que huir de la guerra y la violencia, a lo que se le suma el importante trauma que sufren por el duro viaje que han tenido que hacer hasta llegar allí", ha asegurado.
Médicos Sin Fronteras ha reclamado a las autoridades que "tanto voluntarios como ONG puedan continuar accediendo a la gente que vive en el campo de Idomeni mientras haya gente allí". "Nos preocupa que durante los últimos días se haya denegado el acceso a varios grupos de voluntarios, especialmente teniendo en cuenta que eran ellos quienes se encargaban de la provisión de comida a los refugiados y de otros servicios importantes", ha señalado.
Por último, MSF ha asegurado que no tiene "ninguna información adicional sobre los planes del Gobierno griego ni sobre la disponibilidad de espacio en los lugares donde les llevan. "No tenemos confirmación de adónde les llevarán", ha concluido.