Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Macri promete "hacer justicia" durante un encuentro con las hijas del fallecido fiscal Alberto Nisman

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, se ha reunido este domingo en su residencia con las dos hijas de Alberto Nisman, un día antes del aniversario de la muerte del fiscal, encuentro en el que ha prometido "hacer justicia".
"Mañana se cumplirá un año de la muerte de su papá, el fiscal Alberto Nisman. Es una fecha dolorosa para ellas y para los argentinos", ha dicho Macri en un mensaje publicado en su cuenta en la red social Facebook.
"Hoy las recibí en mi casa para transmitirles personalmente mi intención de hacer justicia con la memoria de su padre. Sé que tenemos una deuda pendiente. Quise transmitirles además el reconocimiento del Estado argentino por la labor que tuvo su padre al frente de la Unidad Fiscal AMIA", ha remachado.
El cadáver de Nisman fue encontrado el 18 de enero en su casa en Buenos Aires. El fiscal del caso AMIA estaba tendido en el baño y con un disparo encima de su oreja derecha.
Aunque en un principio se barajó la hipótesis del suicidio, ahora tanto la familia como los investigadores lo han descartado. El Gobierno, por su parte, apuntó a un complot de la Secretaría de Inteligencia (SINA) para derrocar al 'kirchnerismo'.
La muerte de Nisman ha causado una gran conmoción porque se produjo una semana después de que el fiscal acusara a Fernández de Kirchner y a Timerman de encubrir a los iraníes sospechosos de llevar a cabo el atentado de la AMIA.
El atentado contra la AMIA tuvo lugar el 18 de julio de 1994 en Buenos Aires y se saldó con 85 muertos y 300 heridos, convirtiéndose así en el mayor ataque terrorista perpetrado hasta ahora en suelo argentino.
A pesar de ello, sigue sin resolver porque los sospechosos, cinco iraníes entre los que se encuentran el expresidente Akbar Hashemi Rafsanyani y el exministro de Defensa Ahmad Vahidi, nunca han sido interrogados.