Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Era Maddie, no tengo dudas"

Las últimas imágenes que han salido a la luz en el caso Maddie han levantado un gran revuelo en el Reino Unido. Archivadas por la policía portuguesa al considerarlas "no relevantes" para la investigación, en ellas se podía ver a una mujer saliendo con una niña muy parecida a Madeleine de un supermercado de Nueva Zelanda. Taryn Dryfhout, que trabajaba entonces allí como cajera, asegura que no tiene dudas de que era ella.
Dryfhout informó de que había visto a una niña muy parecida a Maddie en diciembre de 2007, pero no se le prestó atención hasta que no han salido a la luz las más de 2.000 páginas de documentos que la policía portuguesa descartó para la investigación, entre ellos las mencionadas fotos.
Trabajaba como cajera en la tienda en el sur de Dunedin, y se quedó impactada cuando vio a la niña, por el gran parecido que tenía con Madeleine: "Estoy absolutamente convencida de que era ella. No tengo ninguna duda".
Después de la sorpresa inicial, Taryn confiesa que le preguntó que cómo se llamaba: "Tenía acento inglés y me dijo que su nombre era Hayley. Estaba como temerosa y balbuceó, como tratando de pensar en su nombre. Era muy tímida y parecía con miedo".
La pequeña iba, según Taryn, con una mujer "grande", un hombre y un niño de unos doce años. Al parecer, los tres tenían acento británico. Asegura que el hombre y la mujer le parecieron "un poco sospechosos". Esta intentó zanjar rápidamente la conversación.
La policía de Nueva Zelanda afirma que siguió el procedimiento oportuno en estos casos y pasaron la información a la Interpol.
JNP