Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maduro acusa a EEUU de intentar imponer en Venezuela la "estrategia de división" que usa en Siria o Ucrania

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha acusado este martes al Gobierno de Estados Unidos de intentar imponer en Venezuela durante el primer semestre del año la misma "estrategia de división del pueblos", así como el "posicionamiento de grupos violentos", que "ya aplica en países como Siria, Irak o Ucrania".
"Venezuela fue objeto de una agresión de las fuerzas internas proimperialistas, fuerzas que en otras latitudes lograron su objetivo de dañar a pueblos como el de Ucrania, Siria e Irak", ha señalado el mandatario venezolano durante el acto de conmemoración del noveno aniversario del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional (Ceofanb).
De esta forma, el Gobierno ha insistido en la implicación de Estados Unidos en las "acciones neofascistas de la derecha", mediante el apoyo a Leopoldo López y otros dirigentes políticos opositores. "Este ataque tenía el objetivo de posicionar grupos violentos y comenzar un proceso de descuartizamiento de Venezuela", ha denunciado Maduro.
Sin embargo, el presidente de Venezuela ha asegurado que esta batalla de la 'guarimba' (grupos de delincuencia callejera) está "superada", al tiempo que ha añadido que ha dejado "grandes aprendizajes para el Estado y para la sociedad", en declaraciones que publica la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).
"La batalla de la 'guarimba', del intento de desintegración por la vía violenta y de posicionamiento para dividir nuestro país por parte de estos grupos violentos fue una batalla superada", ha concluido el presidente venezolano.
JUICIO CONTRA LEOPOLDO LÓPEZ
El líder de Voluntad Popular está siendo juzgado por los delitos de daño, incendio, instigación y asociación para delinquir, por los que podría ser condenado a hasta diez años de cárcel.
Los hechos se remontan al 12 de febrero, cuando miles de personas salieron a las calles de Caracas para protestar contra el Gobierno de Nicolás Maduro y decidieron marchar hacia la Fiscalía, donde fueron interceptados por los grupos armados afines al Ejecutivo, dando lugar a un duro enfrentamiento.
Las autoridades venezolanas consideran que López es el "autor intelectual" de estos disturbios, que marcaron el inicio de la actual crisis --que se ha saldado con 42 muertos, cerca de un millar de heridos y cientos de detenidos--, por convocar la marcha hacia la Fiscalía.