Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maduro acusa a la MUD de estar "borracha de poder" y pide a los 'chavistas' prepararse para "la batalla"

Cabello propone que el Supremo asuma las funciones del Parlamento
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha acusado a los diputados de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) de estar "borrachos de poder" tras su victoria en las elecciones parlamentarias, al tiempo que ha instado a los 'chavistas' a prepararse para "la batalla" ante "el enredo" en la Asamblea Nacional.
Maduro se ha referido a la orden del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de expulsar inmediatamente del Parlamento a tres diputados de la MUD por las irregularidades registradas en su elección, que la coalición opositora se ha negado a acatar.
El jefe de Estado ha advertido a la oposición de que "ha malinterpretado el momento histórico que estamos viviendo en Venezuela". "Ellos pensaron que iban a llegar a dar un golpe de Estado" desde el Parlamento, ha dicho en un acto oficial.
Maduro ha lamentado esta situación, recordando que ya alertó de que algo así podría suceder si la MUD ganaba los comicios del 6 de diciembre. "Pero parte del pueblo no me escuchó y ahí están los resultados. La Asamblea Nacional en pocos días ha creado un enredo", ha denunciado.
Para revertirla ha hecho un llamamiento "al pueblo venezolano" a que "se mantenga cada vez más alerta para ir generando más niveles de unión y definir a favor de la patria la batalla que vamos a tener que luchar", según informa la prensa local.
Además, ha pedido "todo el apoyo" para "los diputados de la patria que están llevando la voz de la verdad y de la dignidad a la Asamblea Nacional" dado que "tienen que sumergirse en aguas nada fáciles porque (los de la MUD) llegaron borrachos de poder".
SESIÓN SUSPENDIDA
Por otro lado, la sesión ordinaria prevista para este martes en la Asamblea Nacional ha tenido que ser suspendida por falta de quórum tanto de la bancada opositora como de la 'chavista', según ha informado el hemiciclo en su nueva cuenta de Twitter.
"A las 10.00 de la mañana (hora local) no hubo quórum, por eso convocamos para las 10.30; pero a esa hora tampoco hubo quórum, por eso suspendimos y reprogramamos la sesión para mañana (miércoles) a las 10.30", ha indicado.
El presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, ha avanzado que "entre los temas a considerar está la notificación que hizo a la Asamblea Nacional la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia" sobre los tres diputados de la MUD.
El ex presidente de la cámara, el 'chavista' Diosdado Cabello, ya había advertido de que el gobernante PSUV no facilitaría el quórum hasta que la oposición acate la resolución judicial. "No vamos a ser cómplices de lo que están haciendo los diputados de la derecha", indicó.
Cabello incluso ha propuesto que, hasta que se cumplan las órdenes del TSJ, el alto tribunal tome el control de la sede legislativa, conforme al artículo 336 de la Constitución venezolana.
"DESACATO"
El TSJ emitió el lunes una resolución en la que declara en desacato a la cúpula de la nueva Asamblea Nacional por no cumplir la sentencia del 30 de diciembre en la que ordenó la suspensión de tres de los 112 diputados de la MUD.
En consecuencia, ordenó la "desincorporación inmediata" del Parlamento de los legisladores Julio Haron Ygarza, Nirma Guarulla y Romel Guzamana, "lo cual deberá verificarse y dejar constancia de ello en sesión ordinaria".
Asimismo la sede jurisdiccional declaró "absolutamente nulos todos los actos de la Asamblea Nacional que se hayan dictado o se dictaren mientras se mantenga la incorporación de los tres ciudadanos" sujetos a dicho fallo.
La MUD ya advirtió de que los tres diputados tomarían posesión del cargo pese a la decisión del TSJ, al considerar que se trata de "un golpe judicial" orquestado por el Gobierno de Nicolás Maduro para debilitar la 'súper mayoría' de la oposición en el hemiciclo.
La pérdida de estos tres diputados dejaría a la MUD por debajo del umbral de los 110 escaños, lo que convertiría su mayoría reforzada de dos tercios en una mayoría absoluta que limita los poderes legislativos de la coalición opositora.
EL PAPEL DEL TSJ
Precisamente, la Asamblea Nacional instaló el lunes la comisión que se encargará de revisar el nombramiento de los 13 magistrados titulares y los 21 suplentes del TSJ realizado por el 'chavismo' antes de ceder el gobierno de la cámara a la MUD.
La designación de los magistrados del TSJ es especialmente importante en el actual contexto político venezolano, con una Asamblea Nacional en manos de la MUD --después de 16 años de hegemonía 'chavista'-- y Nicolás Maduro en el Palacio de Miraflores.
El TSJ será el responsable de dirimir los conflictos que se planteen entre Parlamento y Gobierno por la aprobación de leyes, decidiendo en qué casos prevalecerá el veto presidencial y en cuáles la decisión del Poder Legislativo.