Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maduro apela a la "unión nacional" después de que Ramos Allup ordenara retirar retratos de Bolívar y Chávez

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha acusado al nuevo presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, de sentir "odio" y "venganza" hacia la revolución bolivariana por ordenar la retirada de los retratos de Simón Bolívar y Hugo Chávez del Palacio Federal, por lo que el mandatario ha llamado a la unidad nacional.
Así, Maduro ha llamado al pueblo venezolano a defender a Bolívar y a Chávez desde "el amor" y a no caer en las provocaciones de "activistas de la derecha" que quieren generar confrontaciones nacionales.
"Llamo a la unión nacional, a defender a Bolívar y a Chávez, con amor, firmeza y valentía, pero no dejarse inocular el veneno del odio que nos quieren inocular, para llevarnos a una guerra civil, a una confrontación de bandos para intervenir Venezuela y controlarnos desde afuera", ha afirmado Maduro, en declaraciones retransmitidas por Venezolana de Televisión.
El mandatario ha insistido en que desde el Gobierno no se va a permitir que eso suceda "jamás", porque en Venezuela "va a reinar la paz, la prosperidad, la integración nacional, la unión nacional".
Después de tomar posesión como nuevo presidente del órgano legislativo unicameral, Ramos Allup ordenó la retirada de los retratos de Bolívar y Chávez instalados en el Palacio Federal Legislativo.
Si bien desde el Gobierno consideran que se hizo de manera "hostil", Ramos Allup ordenó la retirada de una imagen que definió como "un retrato falsificado de Simón Bolívar que Hugo Chávez inventó en una computadora". "No quiero ver un cuadro aquí que no sea el retrato clásico del Libertador. No quiero ver a Chávez ni a Maduro, llévense toda esa vaina para Miraflores", aseguró el nuevo presidente de la Asamblea Nacional tras hacerse con el control de la cámara.
En este contexto, Maduro ha acusado a Ramos Allup de haber ordenado estas acciones a causa de "un sentimiento que se ha cultivado, de venganza al proceso de cambio revolucionario que lideró el comandante Chávez", y que es resultado del "mismo odio fascista que viene por la revancha, que viene lleno de odio".