Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maduro acepta reunirse mañana con la oposición

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha anunciado que ha aceptado reunirse mañana con una delegación de la oposición, en el marco del diálogo impulsado por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para tratar de poner fin a los disturbios iniciados en febrero.
Maduro se ha visto este lunes con representantes de Unasur en el Palacio de Miraflores y, al término del encuentro, ha confirmado la cita del martes. "He quedado convocado por Unasur para mañana a la reunión con los factores de la oposición", ha declarado.
Maduro confía en que si la reunión acaba por "concretarse" --necesitaría todavía el visto bueno de la oposición-- sería un "gran mensaje de paz" para el país. En este sentido, ha dicho tener ganas de sentarse "cara a cara" con otros partidos para lanzar "iniciativas de paz y de tolerancia".
Este posible acercamiento, no obstante, no ha supuesto el fin de las críticas del presidente contra los movimientos opositores, a los que ha vuelto a acusar de planear un "intento de golpe de Estado".
En este sentido, ha instado a la población a preguntarse qué habría pasado si triunfa la revuelta y hay otro presidente. "¿Qué harían con el pueblo bolivariano que ama a Chávez?", ha planteado Maduro, para acto seguido preguntar qué podría haber pasado con las Fuerzas Armadas, "profundamente chavistas".
Maduro ha lamentado el "odio" de la "derecha" y ha insistido en que, en una situación como la actual, la justicia es "parte esencial del proceso de sanación nacional", por lo que parece descartado un gesto hacia los miembros de la oposición detenidos en los últimos dos meses.