Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maduro anuncia la puesta en marcha de una "revolución fiscal"

El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha anunciado este martes este martes, durante la celebración del aniversario de su elección como mandatario, la puesta en marcha de una "revolución fiscal" para aprovechar la riqueza del país e invertirla en educación, salud y vivienda, entre otras áreas.
"No será una reforma fiscal sino una revolución para captar completamente la riqueza del país y la convirtamos en educación, salud, vivienda, vialidad, alimentos, vida del pueblo", ha subrayado Maduro desde el Palacio de Miraflores donde tuvo lugar la conmemoración, según publica el diario 'El Universal'.
En esta línea, consideró que el trabajo que hace la clase obrera tiene un fin social, a diferencia de la "cuarta República", en la que, según apuntó, se trabajaba para un "imperio o un patrón".
Asimismo, indicó que "hay que ensanchar la base de recaudación a los que más tienen porque es para el bien social y económico del país" y solicitó una "disciplina máxima laboral" a los empleados de las empresas básicas estatales de Guayana y el resto del país.
Por otro lado, el dirigente pidió al pueblo venezolano construir una "nueva cultura de ahorro" porque, para él, la "felicidad verdadera" no se consigue con bienes materiales, aunque reconoció que con pobreza y miseria "se dificulta la felicidad".
Los excedentes en la recolección de impuestos fiscales por el Seniat es "señal de que nuestro pueblo está ganando y está pagando", señaló.
En cuanto al empleo, Maduro confirmó que en febrero de 2014 se consiguió la menor tasa de desempleo de los últimos 20 años y aseguró que la calidad del empleo formal también ha aumentado progresivamente desde 2003 hasta situarse en 61 por ciento en 2013.
"El pueblo venezolano no ha pasado hambre ni pasará jamás hambre en revolución", recalcó.
Por último, el mandatario declaró que la Canasta Alimentaria Normativa aumentó "por la guerra económica" a casi 500 dólares en el año 2013 y a casi 600 dólares en 2014, y subrayó que el Gobierno sigue cuidando el salario porque el ingreso mínimo ha aumentado a prácticamente 750 dólares este año, producto de la suma de los bonos de alimentación y del salario mínimo.