Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Malala y el Ejército de Pakistán rinden tributo a Aitzaz, que murió al evitar un atentado contra su escuela

El Ejército de Pakistán y la niña paquistaní Malala Yousfzai, a quien los talibán intentaron asesinar por defender la educación para las niñas, han rendido tributo al adolescente paquistaní Aitzaz Hasan, quien se ha convertido en un héroe en Pakistán después de que el lunes intentara evitar un atentado suicida contra su escuela en la provincia de Jiber Pajtunjwa, en el noroeste del país.
"Sacrificando su propia vida, Aitzaz protegió a cientos de jóvenes estudiantes inocentes de ser asesinados. Deseo que, dando su propia vida, (Aitzaz) ayude a traer la paz para mi gente y mi país", recalca Malala en un comunicado que recoge el portal de noticias 'News Pakistan'.
"Su valentía no debe ser nunca olvidada", sentencia Malala sobre el joven Aitzaz, a quien muchos analistas paquistaníes equiparan con la niña paquistaní, convertida en símbolo de la lucha en defensa de la educación para las niñas en Pakistán, y lo ensalzan como otro baluarte en defensa de la libertad en Pakistán, un país golpeado por los atentados perpetrados por milicias y los talibán contra objetivos sectarios y gubernamentales.
El comandante general del Ejército de Pakistán, Rahil Sharif, destaca a Aitzaz como un "héroe nacional que sacrificó 'su hoy' por 'nuestro mañana', según ha manifestado en un comunicado publicado por la cadena paquistaní Geo TV.
Al igual que Malala, Sharif elogia al difunto adolescente como "un gran ejemplo de valentía y valor". El Ejército ha colocado una corona floral en la tumba del joven Aitzaz como muestra de pesar de las fuerzas armadas paquistaníes.
Una noche más, en varios puntos del país, cientos de personas se han congregado para honrar la memoria del joven, en vigilias improvisadas, depositando velas, ofrendas florales y mensajes junto a fotografías y recortes de prensa.
OLA DE RECONOCIMIENTO EN PAKISTÁN
Desde que se conocieron las circunstancias de la muerte del adolescente, en Pakistán han sido numerosas las voces que han reclamado la concesión de un reconocimiento a Aitzaz por la valentía demostrada.
Aitzaz llegó tarde a clase el lunes por la mañana y como castigo se le prohibió, junto a dos compañeros, asistir a la asamblea, por lo que se encontraba de pie en la puerta de entrada cuando un hombre de unos 20 o 25 años se aproximó al edificio.
El hombre pidió entrar en el Instituto Gubernamental de Ibrahimzai y en ese momento, según relató al diario 'Express Tribune' el hermano mayor del fallecido, Mujtaba, uno de los estudiantes descubrió el detonador. Inmediatamente, los otros dos estudiantes corrieron al interior del edificio pero Aitzaz trató de detenerle, por lo que éste detonó el chaleco de explosivos.
"Nunca pensé que mi hermano tendría una muerte tan magnífica. Sacrificó su vida para salvar a la humanidad", subrayó Mujtaba, que instó al Gobierno paquistaní a que concediera un premio a su hermano por el valor demostrado.