Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Malasia no presentará cargos contra los dos periodistas de la cadena australiana ABC detenidos

Los dos periodistas detenidos el sábado en Malasia tras un incidente con el primer ministro, Najib Razak, han sido informados de que no se presentarán cargos contra ellos, tal y como ha anunciado la cadena de televisión australiana ABC, para la que trabajan.
El periodista Linton Besser y el cámara Louie Eroglu fueron detenidos tras intentar hacer preguntas a Razak sobre un caso de presunta corrupción, tras lo que la Policía argumentó que "cruzaron una línea de seguridad e intentaron acercarse de forma agresiva al primer ministro".
La citada cadena informó posteriormente de que ambos podrían ser acusados de obstrucción a un funcionario público, lo que ellos desmintieron, si bien tal opción ha sido finalmente descartada.
Tras el incidente, la ministra de Exteriores de Australia, Julie Bishop, expresó su preocupación por la situación, resaltando que "siempre es preocupante que haya casos de represión a la libertad de expresión, especialmente en democracias".
Razak lleva meses en el ojo del huracán por un escándalo de corrupción sobre el fondo estatal 1MDB, si bien el fiscal general ha descartado la existencia de un delito.
A principios de mes, el diario estadounidense 'The Wall Street Journal' afirmó que los depósitos realizados en cuentas bancarias del primer ministro superan los mil millones de dólares (más de 920 millones de euros).
Así, y citando a dos fuentes conocedoras del asunto, apuntó que el total del dinero fue enviado a las cuentas de Razak entre 2011 y 2013. En un primer momento se estimó que el total ascendía a 681 millones de dólares (cerca de 625 millones de euros).
EL CASO 1MDB
Las sospechas en torno a los ingresos en dicha cuenta salieron a la luz durante una investigación al fondo estatal 1Malaysia Development Berhad (1MDB).
1MDB, que tiene deudas de más de 11.000 millones de dólares (unos 9.900 millones de euros), está siendo investigado por las autoridades por su mala gestión financiera y por sospechas de corrupción. El consejo asesor de la empresa está dirigido por el propio Razak.
El año pasado, 'The Wall Street Journal' informó sobre la investigación en torno a 1MDB y las sospechas, a raíz de la publicación de unos documentos, de que 700 millones de dólares (alrededor de 635 millones de euros) habían sido desviados a cuentas personales del primer ministro.
Razak ha negado que haya obtenido ganancias personales del fondo estatal, mientras que 1MDB ha criticado las acusaciones, que ha tachado de "insustanciales".