Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una niña de dos años, el primer caso de ébola en Mali

Controles de temperatura en la frontera de Guinea y MaliReuters

El Ministerio de Sanidad de Malí ha asegurado este jueves haber tomado "todas las medidas necesarias" para evitar la propagación del ébola en el país, poco después de confirmar el primer caso de la enfermedad en su territorio.

"El Ministerio de Sanidad e Higiene Pública ha tomado todas las medidas necesarias para evitar la propagación del virus y pide a la población que mantenga la calma y la serenidad", ha indicado a través de un comunicado.
En el mismo, ha subrayado que la paciente, una niña de dos años, "ha mejorado considerablemente gracias a la rapidez con la que se ha iniciado el tratamiento", al tiempo que ha pedido a sus ciudadanos que eviten los desplazamientos innecesarios a la zona afectadas por la epidemia.
En base a las informaciones disponibles, la madre de la niña infectada falleció en Guinea hace unas semanas, tras lo que la niña fue trasladada por sus familiares a la capital de Malí, Bamako, donde permaneció durante diez días antes de desplazarse a la localidad de Kayes.
El ministro de Sanidad, Ousmane Kane, ha subrayado que todas las personas que estuvieron en contacto con la paciente en Kayes han sido identificadas y puestas bajo observación, si bien ha pedido a todos aquellos que consideren que podrían estar en riesgo que acudan ante las autoridades.
Con ello, ya son seis --Sierra Leona, Liberia, Nigeria, Senegal, Guinea y Malí-- los países de África Occidental que se han visto afectados por el brote de ébola que se desató el pasado mes de marzo.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado a Nigeria y Senegal libres de ébola, mientras que Sierra Leona, Liberia y Guinea aún sufren el azote de la enfermedad.
De acuerdo con el último balance de la OMS, 4.877 personas han muerto a causa del ébola de un total de casi 10.000 casos, de los cuales un millar se han registrado en la última semana.