Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al Maliki ordena a las Fuerzas Aéreas que respalden a las fuerzas kurdas en sus combates con el Estado Islámico

El primer ministro de Irak, Nuri al Maliki, ha ordenado este lunes a las Fuerzas Aéreas que respalden a los peshmerga --fuerzas militares kurdas-- en sus combates con los milicianos del grupo extremista suní Estado Islámico, según ha informado el portal de noticias Iraqi News.
Las fuerzas kurdas son consideradas como mejor preparadas que el Ejército iraquí, entrenado por Estados Unidos desde el derrocamiento del Gobierno de Sadam Hussein, pero han sido derrotadas en los últimos días por los 'yihadistas', que han seguido avanzando en el norte del país.
El domingo, el Estado Islámico --antiguo Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS)-- se hizo con el control de la presa más grande del país, en Mosul (norte del país), sin disparar un solo tiro y tras poner en fuga a los milicianos kurdos que la custodiaban. Ese mismo día el grupo se hizo con el control de tres ciudades y un yacimiento petrolífero.
En primer lugar, el grupo islamista logró arrebatar a los combatientes kurdos el control de la localidad de Sinyar, lo que supone otra victoria de los milicianos frente a los combatientes kurdos, que han estado intentando frenar los avances de la formación extremista en el norte de Irak
Por otra parte, lograron hacerse con el control de la localidad de Zumar y de un yacimiento petrolero en el norte de Irak, en lo que supuso uno de las de mayores derrotas sufridas por combatientes kurdos.
Los últimos avances del Estado Islámico han llevado a los combatientes a las cercanías de la provincia de Dohuk, una de las tres provincias de la región autónoma kurda, que había evitado cualquier amenaza grave para su seguridad mientras que la guerra hacía estragos en el resto de Irak.
El Estado Islámico es una organización 'yihadista' nacida en Irak y relacionada --aunque no vinculada-- con la red terrorista Al Qaeda. Con la sublevación en 2011 contra el régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, el grupo penetró en Siria y desde allí ha lanzado en las últimas semanas una ofensiva que le ha permitido hacerse con el control del norte y el oeste de Irak.
El ISIS proclamó a finales de junio el Califato Islámico y nombró califa a su líder, Abú Bakr al Baghdadi. La nueva organización se declara Estado independiente y reclama que todos los musulmanes del mundo le juren fidelidad.
"El Estado Islámico representado por la autoridad de su pueblo en la voz de sus dirigentes, líderes y el Consejo de la Shura ha resuelto anunciar el establecimiento del Califato Islámico", explicó el portavoz del ISIS, Abú Muhammad al Adnani, según una grabación de audio recogida por la web especializada en islam radical SITE.
Así, Al Bagdadi se ha convertido en la máxima autoridad de este Estado Islámico. "Aclaramos a los musulmanes que con esta declaración de califa tiene efecto sobre todos los musulmanes, que deberán jurar lealtad al califa Ibrahim y apoyarle", remachó el ISIS.