Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manifestación contra la austeridad a seis días de las elecciones irlandesas

Unas 80.000 personas --según los convocantes--; 20.000, según la Policía, han salido este sábado a la calle en Dublín para protestar contra el impuesto sobre el agua que ha instaurado el Gobierno y denunciar los recortes y austeridad impuestos.
La marcha está convocada por la organización Right2Change para exigir la retirada del impuesto y compromisos en materia de vivienda, empleo, sanidad y deuda pública. La propuesta está respaldada por 106 candidatos a las próximas elecciones legislativas, previstas para el próximo 26 de febrero.
"La gran asistencia a la manifestación de hoy, el último sábado antes de las elecciones generales supone un claro mensaje para el Gobierno saliente de que la ira de la gente sobre el impuesto del agua sigue vigente", ha destacado el coordinador de Right2Change, Brendan Ogle.
"El impuesto del agua ha sido el punto crítico para mucha gente, pero es solo una expresión de la austeridad que persigue el gobienro saliente y la anterior coalición formada por Fianna Fáil y Los Verdes", ha añadido.
Ogle ha subrayado que los principos de Right2Change "apuntalan un nuevo gobierno progresista". "Hoy, muchos candidatos han venido a Dublín a subirse al escenario para decir 'otra Irlanda es posible'", ha apostillado.
En la marcha han participado manifestantes de ciudades como Cork, Limerick o Louth y está respaldada por partidos como el Sinn Féin, el Partido Obrero, sindicatos y organizaciones como Personas antes que Beneficios.