Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manifestantes se congregan frente al Parlamento para reclamar la intervención del Gobierno en el este

Alrededor de un centenar de manifestantes han marchado este lunes hacia la Rada Suprema, el Parlamento ucraniano, para reclamar al Gobierno que actúe para aplastar los levantamientos que se han producido en los últimos días en varias ciudades del este del país, según informa el diario 'Kiev Post' en su edición electrónica.
Los manifestantes también reclaman la dimisión del ministro del Interior, Arsen Avakov. De acuerdo con Interfax, habría todavía unas 150 personas delante de la Rada en el centro de Kiev.
El Sector de Derechas, un grupo de extrema derecha que fue clave en las protestas que culminaron con la destitución del presidente Viktor Yanukovich, ha afirmado en su perfil de Facebook que "la gente se ha contenido de irrumpir en el edificio, pero han encendido un pequeño fuego frente a la entrada del Parlamento".
El portavoz de este grupo, Artem Skoropadski, ha defendido a través de Facebook que el Sector de Derechas no está detrás de esta protesta. "Los activistas de Maidan y los que se han congregado cerca de la Rada Suprema ahora son simples ciudadanos ordinarios que no pueden soportar más la política del Gobierno", ha defendido.
"Estas son personas que quieren ver al Sector de Derechas en un nuevo gobierno, porque nosotros estamos dispuestos a combatir el golpe de Estado en el este de Ucrania", ha afirmado Skoropadski.
Según el portal de noticias ZIK, los manifestantes se han congregado inicialmente en la plaza Maidan, epicentro de las protestas contra Yanukovich, y a continuación se han trasladado hasta la Rada. Algunos de los que han tomado la palabra durante la protesta han expresado su desencanto con el nuevo Gobierno y han llamado incluso a tomar el Parlamento.