Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mansur dice que la Constitución "allanará el camino hacia la democracia" y pide una elevada participación

El presidente interino de Egipto, Adli Mansur, ha abogado este domingo por una elevada participación en el referéndum constitucional previsto para los días 14 y 15 de enero y ha asegurado que el texto "allanará el camino hacia pasos firmes hacia la democracia", según ha informado el diario egipcio 'Al Ahram'.
"Vayamos a votar pasado mañana (por el martes) igual que salimos a las calles el 25 de enero de 2011, el 30 de junio, el 3 de julio y el 26 de julio de 2013, para cumplir con nuestra revolución tal y como la queríamos, con una Constitución que sea el primer paso hacia un estado moderno, civil y democrático", ha dicho.
La nueva Constitución es el primer paso en el plan de transición política elaborado por el Ejército tras el derrocamiento el 3 de julio del presidente Mohamed Mursi, que debería concluir con la celebración de elecciones parlamentarias y presidenciales este mismo año.
La organización islamista Hermanos Musulmanes, a la que pertenece Mursi, se impuso todas las elecciones que se celebraron el año pasado tras la caída del presidente Hosni Mubarak en 2011 tras multitudinarias manifestaciones contra su régimen autoritario.
El proyecto constitucional, aprobado el 1 de diciembre, preserva las amplias competencias del Ejército y permite al presidente interino convocar elecciones presidenciales a la vez o incluso antes que las legislativas.
Además, permite que los tribunales militares sigan procesando a civiles en casos de asalto a instalaciones castrenses y prohíbe la creación de partidos políticos religiosos.
El texto es el resultado del trabajo de 50 representantes de partidos políticos y sectores sociales egipcios nombrados por Mansur en virtud de la 'hoja de ruta' de transición anunciada por los principales partidos políticos no islamistas tras el golpe de estado de julio.
La comisión constitucional estaba dominada por liberales e izquierdistas y presidida por Amr Musa, el exsecretario general de la Liga Árabe y candidato a la presidencia. En ella solo había dos islamistas que respaldaron la actuación del Ejército contra Mursi.