Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Margallo viajará "muy pronto" a Irán para apoyar la suspensión de sanciones y defender los intereses españoles

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha anunciado este lunes su intención de viajar a Irán en próximas fechas para apoyar el proceso que ha llevado a la Unión Europea a suspender durante seis meses parte de las sanciones económicas impuestas a Teherán, a cambio de que el régimen iraní congelase parcialmente su programa nuclear. También espera contribuir a reforzar la presencia de las empresas españolas en el país cuando la normalización de las relaciones concluya.
"Es más que probable que muy pronto me desplace yo mismo a Irán, cosa que van a hacer ministros de los países más importantes de la Unión Europea", ha anunciado García-Margallo en una rueda de prensa en Bruselas, al término del consejo de Exteriores de la UE que ha acordado la suspensión de las sanciones, en el marco del acuerdo entre Teherán y la comunidad internacional.
Al ser preguntado por si el motivo de su viaje a Irán es defender los intereses que puedan tener empresas españolas en el país o como señal de apoyo a la normalización de las relaciones entre la UE y el régimen iraní, Margallo ha evitado dar detalles y ha zanjado la cuestión con un críptico "(Iré) a por atún y a ver al Duque".
El ministro había explicado antes que España aceptó "sacrificios" importantes cuando la Unión Europea consensuó las sanciones impuestas a Irán, porque hasta entonces importaba petróleo de este país equivalente a un 14 por ciento de sus necesidades energéticas; al tiempo que ha subrayado que estas medidas no buscaban el cambio de régimen sino que Teherán volviera a la mesa de negociaciones, tal y como ha sucedido.
El jefe de la diplomacia española ha recordado los distintos contactos que el Gobierno ha mantenido con los iraníes, incluido el encuentro al más alto nivel entre Mariano Rajoy y el presidente iraní, Hassan Rohani, el pasado septiembre en Nueva York, enfocados a normalizar las relaciones.
"Se trata con estas presencias y contactos de favorecer la continuación de un proceso que tiene que terminar en un acuerdo definitivo y estar presente en Irán una vez que han cambiado las circunstancias", ha resumido Margallo.