Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marina Silva veta las donaciones de campaña de empresas de alcohol, tabaco, armas y plaguicidas

La candidata presidencial Marina Silva, fortalecida ahora que las encuestas la dan como favorita, ha vetado las aportaciones a su campaña de empresas de alcohol, tabaco, armas y plaguicidas. Las elecciones se celebrarán el próximo 5 de octubre y las favoritas son Silva y la actual presidenta, Dilma Rousseff.
Silva, surgida de la militancia ecologista, ha desautorizado expresamente al principal partido que respalda su candidatura, el conservador Partido Socialista Brasileño, y a su tesorero, Márcio França, quien ha dicho que no le importa el origen de las donaciones a la campaña, según recoge el diario brasileño 'Folha'.
França continuará al frente del comité financiero de la campaña, pero el hombre de confianza de la candidata será el antiguo ejecutivo de Citibank Alvaro de Souza.
Además, la campaña de Silva pretende ampliar sus apoyos entre los sindicatos, feudo tradicional del Partido de los Trabajadores de Rousseff. Según 'Folha', Silva cuenta ya con aliados en la Unión General de los Trabajadores (UGT), la Central de los Trabajadores y Trabajadoras de Brasil (CTB) y en la Central General de los Trabajadores de Brasil (CGTB).